Más de la mitad de las mujeres españolas tiene altos los niveles de mercurio por el elevado consumo de pescado

Actualizado:

El 64 por ciento de las mujeresespañolas tiene altos los niveles de mercurio debido, entre otros aspectos, al elevado consumo de pescado, según ha mostrado un estudio realizado en nueve países y presentado por el Grupo de Trabajo Mercurio Zero (ZMWG), del que forma parte Ecologistas en Acción.

De hecho, el informe ha puesto de manifiesto que en cuatro de los nueve países se superan los niveles recomendados por la Agencia estadounidense de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), es decir una concentración de un microgramo por gramo en más de un 20 por ciento de la población. En concreto, las japonesas son las mujeres que encabezan la lista (71%), seguidas de las españolas (64%), las mujeres de Islas Mauricio (36%), y las de Costa de Marfil (23%). Algo más bajos son los niveles en los otros cinco países donde se realizaron los test: India, Sudáfrica, Nepal, Bangladesh y Armenia.

En el caso de España, Ecologistas en Acción ha recogido muestras de cabello de 28 voluntarias, habitantes de zonas rurales y urbanas, que consumen un promedio de 6,7 raciones de pescado a la semana. Y es que, aunque el pescado es un alimento saludable, entre las especies ingeridas habitualmente figuran muchas que acumulan en su organismo gran cantidad del mercurio que llega a ríos, mares y lagos como, por ejemplo, el atún, pez espada, tiburón, cazón o marrajo.

«Los gobiernos deberían medir la concentración de mercurio en el pescado, advertir sobre las cantidades y las especies que se pueden consumir sin riesgo, sobre todo para proteger a las mujeres en edad fértil, a los niños y a los que consumen grandes cantidades de pescado», ha subrayado la miembro del Buró Europeo de Medio Ambiente (EEB), Elena Lymberidi-Settimo. Por ello, la experta ha destacado la importancia de que se ratifique en la conferencia de la ONU, que se va a celebrar el próximo lunes en Japón, el «Convenio de Minamata», para reducir la contaminación mundial por mercurio.