Sociedad

Tomar ácido fólico antes del embarazo puede evitar dos de cada tres casos de malformaciones congénitas

Un estudio muestra el gran desconocimiento que existe entre las mujeres sobre la importancia de los cuidados previos, como estrategia para evitar problemas en un futuro embarazo

abc - Actualizado: Guardado en: Sociedad

El 80% de las mujeres embarazadas no acuden al ginecólogo para planificar la gestación. Esto supone que sólo una de cada tres realiza un control nutricional correcto antes del embarazo, que previene de las malformaciones congénitas de los futuros bebés. Así lo muestra el estudio GestMujer, que por primera vez analiza el comportamiento y la percepción de las mujeres en cuanto al cuidado, los hábitos y la salud durante el embarazo.

La conclusión a la que se ha llegado es que existe un gran desconocimiento por parte de las mujeres sobre la importancia de los cuidados previos, como estrategia para evitar problemas en un futuro embarazo. «Está científicamente demostrado que afrontar la gestación en condiciones adecuadas de salud mejora los resultados perinatales» señala el doctor Iñaki Lete, jefe de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria.

Este estudio se ha basado en las respuestas de más de mil mujeres españolas sobre la percepción que tienen y los hábitos que practican ante un embarazo. Más del 50% de las encuestadas declara que no tiene intención de acudir al ginecólogo en caso de querer quedarse embarazada y más del 54% asegura no saber en qué consiste este tipo de consulta.

Otra de las conclusiones del informe es que el 67% de las mujeres que actualmente están embarazadas no tomó ácido fólico antes del embarazo, suplementación que puede prevenir dos de cada tres casos de uno de los trastornos congénitos más frecuentes, los defectos del tubo neural (DTN).

«Los defectos del tubo neural se originan por una alteración del proceso embrionario de la neurulación entre el día 18 y 27 de embarazo cuando en muchas ocasiones la mujer aún no es consciente de que está embarazada. Si se siguieran las recomendaciones de la SEGO en cuanto a la toma adicional de ácido fólico dos o tres meses antes del embarazo, podrían prevenirse dos de cada tres casos de defectos del tubo neural», señala el doctor Ernesto Fabre, jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Lozano Blesa de Zaragoza, quien estima que en España en el año 2012 el número de fetos afectados por un defecto del tubo neural fue de 453, de los que alrededor de 300 podrían haberse prevenido con una profilaxis periconcepcional adecuada con ácido fólico.

El estudio también ha detectado un bajo conocimiento sobre los alimentos con los nutrientes y las vitaminas recomendadas en el embarazo (ácido fólico, yodo, hierro, vitaminas B12 y D y calcio), cuyos niveles deben estar garantizados en la gestación.

Sobre qué fuentes utilizan para recabar información acerca de los cuidados y hábitos saludables recomendados en el embarazo, las encuestadas señalaron mayoritariamente a la matrona (82%) y el médico general (65%) sobre el ginecólogo (que pasa del 85% en las embarazadas del pasado al 65% en las actuales embarazadas) y sobre la búsqueda de información por internet (60% para las embarazadas actualmente)..

Toda la actualidad en portada

comentarios