Una buena sonrisa influye en las relaciones familiares y a nivel personal
Una buena sonrisa influye en las relaciones familiares y a nivel personal - fotolia

Nueve de cada diez personas cree que una buena sonrisa es clave para encontrar trabajo o lograr un ascenso

Actualizado:

Nueve de cada diez personas cree que una buena sonrisa puede ayudar a encontrar un empleo o ascender en su trabajo. Esta es la conclusión a la que llega el informe «Estética y salud dental en el ámbito laboral» realizado por la Clínica Curull.

Con este estudio, realizado a más de 300 personas, se ha buscado determinar la relación e influencia entre una buena sonrisa y la situación en el mundo laboral, y cómo la sociedad percibe este aspecto estético en determinadas situaciones sociales, afectivas y laborales.

La primera conclusión derivada de las respuestas de los encuestados es que la salud y estética bucodental, es decir, una buena sonrisa, es muy importante en el día a día. Concretamente, nueve de cada diez personas consultadas está convencida de que una sonrisa adecuada ayuda en el ámbito profesional, hasta el punto de convertirse en un elemento positivo y determinante en una entrevista de trabajo.

En otro ámbito como es el de las relaciones interpersonales, el 93% de los encuestados considera quetambién es importante la estética de nuestra sonrisa a la hora de conocer gente o incluso encontrar pareja, seguido del entorno social para un 92%.

Otros aspectos menos relevantes en los que influye la sonrisa son las relaciones familiares (para un 73%) y a nivel personal (para un 91%). Una mejor autoestima asociada a una buena estética bucal ayuda, a su vez, a afrontar mejores situaciones como puede ser una entrevista de trabajo.

La doctora Conchita Curull, que encabeza este estudio, explica que «una sonrisa genera más confianza, seguridad y cercanía en el interlocutor, por lo que a la hora de realizar una entrevista para un puesto de trabajo se deben cuidar tanto los aspectos referidos a la vestimenta como la estética general que incluye la sonrisa».