Reclaman 1.400 euros a unos padres por el rescate de su hija, que se tiró al mar tras enfadarse con ellos
Para el rescate se emplearon dos embarcaciones, una del Consistorio y otra de Salvamento Marítimo - afp

Reclaman 1.400 euros a unos padres por el rescate de su hija, que se tiró al mar tras enfadarse con ellos

Los progenitores se desentendieron de ella y no avisaron de su desaparición hasta cuatro horas más tarde

Actualizado:

El Ayuntamiento del Port de la Selva (Gerona) ha reclamado 1.400 euros a una familia por el rescate de su hija, después de que la joven de origen alemán y de 18 años se enfadara con sus padres, se tirara al mar y sus progenitores se desentendieran de ella y volvieran con la embarcación al puerto.

Según ha explicado este martes el alcalde de Port de la Selva, Josep Maria Cervera, se ha planteado por primera vez en el municipio cobrar a la familia lo que costó movilizar a los efectivos del Ayuntamiento al considerar que la situación era «fácilmente evitable» y fruto de la rabieta de la joven.

Cervera ha asegurado que, por norma general, el Ayuntamiento está dispuesto a asumir ciertos gastos cuando se produce una desaparición pero, en este caso, todo fue fruto de un enfado entre la hija y los padres y «hay que empezar a valorar que movilizar efectivos y personal tiene un precio».

El alcalde ha explicado que la chica se tiró al mar desde el barco de la familia sobre las 18.00 horas de este domingo, nadó hacia los acantilados, y que la familia no avisó de su desaparición hasta cuatro horas más tarde, momento en que el Ayuntamiento desplegó todos sus efectivos municipales y se pidió la intervención de Salvamento Marítimo, Bomberos de la Generalitat, Mossos d'Esquadra y el Sistema de Emergencias Médicas.

La joven fue localizada por Salvamento Marítimo a bordo de un velero a la 1.20 horas de la madrugada aunque, según ha explicado Cervera, ya se había rastreado toda la zona norte del Cap de Creus y diversas pistas forestales, con tres dotaciones terrestres de los Bomberos, una de los Mossos, dos todoterrenos del Ayuntamiento, dos motocicletas acuáticas y dos embarcaciones, una del Consistorio y otra de Salvamento Marítimo.

No sabe si cobrarán

El alcalde ha indicado que los 1.400 euros que se han reclamado a la familia no es una multa, si no una liquidación de lo que costó movilizar personal y recursos del Ayuntamiento, como cuando se realiza una película en el municipio o hay un evento extraordinario: «Calculamos lo que vale activar las motocicletas acuáticas, los coches, las embarcaciones».

Asimismo, Cervera ha puntualizado que no saben si finalmente cobrarán este importe, ya que tampoco tienen pensado emprender acciones legales, pero que, en cualquier caso, espera que sirva como «precedente» para tomar en valor lo que puede costar desplegar los efectivos para un rescate que pudo ser evitable.