Un test clínico británico demuestra la alta eficacia del cigarrillo electrónico para dejar el tabaco
Imagen de un cigarrillo electrónico - efe

Un test clínico británico demuestra la alta eficacia del cigarrillo electrónico para dejar el tabaco

Actualizado:

Es el primer estudio que demuestra estadísticamente la estrecha relación entre el uso de e-cigarrillos y dejar de fumar. Investigadores del Reino Unido han hecho una encuesta a unas 1.400 personas que utilizan e-cigarrillos adquiridos a través de Internet y el 76% de estas personas han indicado que empezaron a utilizar este tipo de dispositivos para reemplazar completamente a los cigarrillos.

«Este estudio indica realmente que la gente utiliza el cigarrillo electrónico específicamente para intentar dejar de fumar o, al menos, para dejar de fumar tabaco. La idea de un uso dual simplemente no se puede seguir defendiendo durante más tiempo», ha dicho el doctor Michael Siegel, de la Universidad de Boston, que no ha estado vinculado de ninguna manera con esta nueva investigación.

En otra investigación sobre los cigarrillos electrónicos, realizada entre fumadores italianos que no querían dejar de fumar tabaco, hasta un 13 por ciento de los participantes ya no fumaban cigarrillos normales un año después.

Después de 12 semanas, el 22,3% de los participantes informaron que estaban fumando menos cigarrillos, mientras que un 10,7% de ellos indicaron que habían dejado de fumar tabaco completamente. Al final de los 12 meses de estudio, el 10,3% de los investigados dijeron que habían continuado reduciendo la cantidad de tabaco que consumían, mientras que un 8,7% de las personas indicaron que habían dejado completamente de fumar.

Aunque esta investigación no ha sido considerada como un estudio para dejar de fumar, más de la mitad de los participantes redujeron su consumo de tabaco poco después de haber empezado a utilizar los e-cigarrillos.

«Los resultados de este estudio demuestran que los e-cigarrillos pueden servir como un medio para reducir el número de cigarrillos que se fuman y pueden llevar a sus usuarios a dejar el tabaco por completo», concluye este estudio.

«Teniendo en cuenta el hecho de que los sujetos de este estudio no tenían una intención inmediata de dejar de fumar, los resultados de una proporción de abandono del tabaco del 8,7% es realmente destacable. Más aún, estos resultados positivos fueron obtenidos junto a una importante reducción en la frecuencia de los síntomas que nos comunicaban los sujetos del estudio».

«Creo que el mensaje principal que transmite este estudio es que podemos utilizar estos productos como una herramienta para controlar el consumo de tabaco», dijo a Reuters Health el doctor Riccardo Polosa, de la Universidad de Catania, el autor principal de este nuevo estudio.

¿Pueden los e-cigarrillos ayudarte a dejar de fumar? El tabaco es el responsable de más de cinco millones de muertes al año en todo el mundo según revela CDC. Pero son unas muertes que se pueden prevenir.

Por lo tanto, no es sorprendente que, cuando sale al mercado un nuevo dispositivo que puede ayudar a la gente a dejar de fumar, muchos fumadores estén dispuestos a darle una oportunidad. Y uno de los últimos productos que han afirmado que pueden proporcionar tal ayuda es el cigarrillo electrónico de www.vapo.es.

¿Puede realmente este cigarrillo electrónico ayudarte a dejar de fumar? Miles de usuarios de los e-cigarrillos dicen que sí y piensan que son mejores que fumar cigarrillos de tabaco y mucho más baratos.

Vapor vs humo

Los fans de los cigarrillos electrónicos dicen que estos dispositivos ayudan a la gente a dejar de fumar y que los cigarrillos electrónicos suponen una opción mucho más sana que el tabaco, porque estos usan vapor para proporcionar nicotina al cuerpo en vez de humo, incluso se pueden utilizar sin nada de nicotina.

Después de todo, es el humo de los cigarrillos de tabaco lo que se ha demostrado que es una de las principales causas de la aparición del cáncer según revela American Cancer Society.

Sin embargo, los cigarrillos electrónicos no exponen al consumidor a esos elementos químicos tan tóxicos porque no usan tabaco o humo para proporcionar nicotina a los pulmones. En vez de eso, este dispositivo calienta una solución de líquido, que se convierte en el vapor que inhala el usuario.

Muchas personas que buscan una forma de dejar de fumar han optado por utilizar el cigarrillo electrónico, han informado que este dispositivo les ha ayudado a dejar el tabaco o a reducir sustancialmente su consumo.

Los usuarios del cigarrillo electrónico dicen que tosen menos y respiran mejor cuando utilizan el cigarrillo electrónico, en comparación con lo que experimentan cuando fuman cigarrillos normales y disfrutan de la desaparición de los malos olores y de los dientes manchados.

Los cigarrillos electrónicos, a diferencia de las terapias sustitutivas de la nicotina como los parches o los chicles, también ofrecen muchas de las sensaciones y las acciones vinculadas a la utilización de un cigarrillo normal (manejar el dispositivo y respirar y expulsar la nube de vapor que parece humo, ayuda a superar también la dependencia psicológica del tabaco).

Los e-líquidos incluso se pueden adquirir con sabor a tabaco, para reproducir de la forma más verídica posible la acción de fumar «de verdad», aunque los consumidores también pueden elegir otros sabores, como el chocolate o la menta.

Aunque algunos usuarios de cigarrillos electrónicos continúan fumando cigarrillos de tabaco al mismo tiempo, muchos dejan de hacerlo de forma definitiva.

Algunos fumadores empiezan a utilizar los cigarrillos electrónicos con la idea en mente de que aunque no se ha probado totalmente que sea seguro, merece la pena el riesgo, porque los efectos dañinos que tienen los cigarrillos normales son bien conocidos.