Es Noticia
ABC
SociedadABCLee la primera edición de ABC del sábado 18 de noviembre en Kiosko y Más
El ministro de Economía, Luis de Guindos - efe

De Guindos dice que el Gobierno no ha decidido aún si dejará fumar en casinos

Actualizado:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado hoy que el Gobierno no ha decidido aún si abrirá la mano con la ley antitabaco y permitirá fumar en los casinos como reclama Sheldon Adelson, el magnate del juego que se ha fijado en Alcorcón para crear un complejo de casinos, hoteles y congresos.

«Me remito a lo que dijo (el presidente del Gobierno) Mariano Rajoy el 29 de mayo pasado: No hay ninguna decisión tomada», ha respondido De Guindos en la sesión plenaria del Senado a una pregunta del socialista Tomás Gómez sobre la posible modificación de la ley antitabaco, que en principio estaba dirigida a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, pero le tocó a De Guindos ante la ausencia de la vicepresidenta.

A continuación, el ministro ha agregado que hay que tener en consideración la importancia de la inversión extranjera que supondría el proyecto llamado extraoficialmente Eurovegas.

Tras manifestar que se sentía «defraudado» por la respuesta de De Guindos, el senador y secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) ha pedido al Gobierno de la nación «transparencia» respecto a Eurovegas.

También ha reclamado al Ejecutivo que explique qué solicita el magnate estadounidense y lo que le han prometido para saber si antes de abrir un casino en nuestro país «ha comprado ya nuestra soberanía y nuestra democracia».

«¿La señora Aguirre y sus compromisos en una cena privada van a hacer ponerse de rodillas al Gobierno de España ante un señor como Adelson?», ha preguntado Gómez.

El senador socialista ha asegurado que el magnate estadounidense «ya ha conseguido modificar leyes fiscales y urbanísticas» en la Comunidad de Madrid.

Gómez ha recordado que España tiene una legislación antitabaco, cuya última modificación se produjo hace dos años, que es fruto del debate social y el consenso democrático y que está funcionando, como prueba la reducción de ingresos hospitalarios por infartos de miocardio.

Sin embargo, ha advertido, un retroceso en la ley antitabaco supondría un retroceso en la salud de los ciudadanos, como han puesto de manifiesto profesionales médicos y ciudadanos, y también un retroceso en la salud de nuestra democracia, porque "una democracia en la que las leyes pueden comprarse, es una democracia gravemente enferma".

El ministro ha respondido al senador socialista: «No se ponga tan solemne y hablemos de cosas serias y no de cosas anecdóticas en cenas privadas»·

Outbrain