Los niños, las preocupaciones y el móvil, las distracciones más peligrosas al volante

Actualizado:

De los 1.010 accidentes mortales en carretera que hubo en España en 2012, 517 tuvieron como factor concurrente la distracción. Eso significa que las distracciones son la causa de uno de cada dos siniestros fatales en el país. El dato surge del «Barómetro de distracciones en España», que ha puesto en marcha el Real Automóvil Club de España (Race), en colaboración con BP-Castrol.

Para el estudio se encuestaron a 4.473 conductores y el resultado es un ránking de las distracciones más comunes que se cometen frente al volante. «Uno de cada cuatro encuestados dijo haber sufrido o haber estado a punto de sufrir un accidente por una distracción», ha señalado esta mañana Jorge Castellanos, coordinador de Movilidad de Race. Para evitarlas y concientizar a los conductores, la entidad lanzó la campaña «Al volante, stop a las distracciones».

Encabezando la lista, aparecen los ocupantes del vehículo: ocasionan distracciones frecuentes al 77% de los conductores, hasta el punto de que tres de cada cuatro conductores que viajan con niños se vuelven o miran por el retrovisor a los niños que viajan en el asiento trasero. Por eso, desde el Race recomiendan planificar y preparar todo lo que puedan necesitar los niños antes del desplazamiento.

En segundo lugar, están las preocupaciones personales que provocan distracciones al 56% de los conductores. Según el estudio, este tipo de distracción es la que más accidentes y situaciones de riesgo ha provocado. «Al conducir debemos dejar fuera del vehículo las prisas, el estrés y las preocupaciones personales», es el consejo del Race.

El tercer puesto lo ocupa la manipulación de los dispositivos del vehículo que generan el 54% de las distracciones de los conductores. Entre ellos aparecen los navegadores, radios y reproductores de música. También existen las distracciones tradicionales como fumar, asearse o buscar algo en la guantera. La sugerencia en este caso es: «mantén siempre las dos manos al volante».

El móvil, la más peligrosa

En cuarto lugar aparece el móvil, una de las distracciones que los conductores consideran más peligrosas. Un 46% reconoce distraerse hablando por teléfono incluso aunque utilice el manos libres. «El chatear por un móvil requiera apartar la vista de la carretera, las manos del volante y la atención en la conducción», ha detallado Castellanos. Para prevenir accidentes, se recomienda olvidarse del móvil mientras se conduce.

Por último, la quinta distracción es habitual cuando ha habido un accidente en la carretera que distrae al 38% de los encuestados. La recomendación es nunca apartar la vista del tráfico.

«Las distracciones siempre han sido un clásico en la seguridad vial», ha indicado Enrique González García, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de BP. La campaña pretende informar a los conductores de los riesgos que pueden provocar las distracciones. «No queremos modificar la conducta a través de las sanciones, queremos concientizar», ha dicho.