Sociedad

Sociedad

El «viagra búlgaro» o el «regalo de Dios», la hierba más codiciada de los Balcanes

Día 24/04/2013 - 11.33h
Temas relacionados

En una zona ignota de la cordillera balcánica se encuentra esta planta, en peligro de extinción, que contiene 22 elementos químicos con efectos favorables para la salud

En una zona remota de la cordillera de los Balcanes, al sur de Bulgaria, crece una planta que desde hace siglos tiene fama de ser una cura natural contra la impotencia masculina, por lo que algunos la llaman el "viagra búlgaro".

Se trata de una planta con el nombre científico de "Sideritis scardica", que en el país balcánico se toma y conoce como Mursalski chai (Té de Mursalitsa).

Esta hierba, que se encuentra en peligro de extinción, contiene 22 elementos químicos con efectos favorables para la salud humana, explica a Efe el urólogo Anatoliy Alikovski, quien ha estudiado durante años las virtudes de esta planta.

"Estimula el sistema sexual masculino, refuerza la libido y al mismo tiempo mejora la capacidad reproductiva y por eso es un remedio natural contra la esterilidad", asegura.

El médico tiene su consulta privada en la localidad de Smolyan, a unos 250 kilómetros al sureste de Sofía, muy cerca de los últimos cultivos que quedan de esta hierba.

Hierba para la élite comunista

En la época del comunismo, aunque estaba prohibida su cosecha por ser una planta protegida, cada año a principios del verano el comité central del partido gobernante mandaba recoger muestras de la hierba para la alta elite política.

Además, tomar el té de Mursal formaba parte de los programas de preparación para los cosmonautas soviéticos en la década de 1970, asegura Alikovski.

Sin embargo, tras los cambios democráticos a comienzos de la década de 1990 la prohibición de recogida fue levantada y se inició una explotación que casi hizo desaparecer la planta que este médico búlgaro llama "regalo de Dios".

"Gente de todas partes del país y también extranjeros llegaron a esta zona para buscar esta hierba tan rara", recuerda Alikovski.

En 1996, las autoridades búlgaras impusieron nuevamente una prohibición de recogida para evitar su desaparición. Para salvar la planta, expertos del Instituto de Botánica de la Academia Búlgara de Ciencias iniciaron poco después un proyecto para crear una variedad que se pueda cultivar en otras zonas del país y con una composición química similar a la planta "original".

"En Trigrad (una localidad cercana a Smolyan) lo han logrado y los campesinos locales quieren declarar este té símbolo oficial de su localidad para atraer a los turistas", cuenta el médico. Un empresario local incluso produce con las hierbas un té frío que se exporta embotellado a Japón, donde su venta aumentó mucho tras el desastre nuclear de Fukushima.

Y es que dicen que el Mursalski chai también remedia los efectos de la radiación y limita su expansión por el cuerpo, asegura el médico búlgaro.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Error processing SSI file
Lo último...

Todos algo uzbekos

En Uzbekistán se han enterado de que un personaje que se llama Urkullu dice que su tribu quiere una insurrección contra España

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.