El semáforo sísmico' sube amarillo en parte de la isla del Hierro
ISLAS CANARIAS

El semáforo sísmico' sube amarillo en parte de la isla del Hierro

Actualizado:

La dirección del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) ha subido de verde a amarillo el semáforo de riesgo sísmico en parte de la isla de El Hierro y la limitado la circulación en carreras que puedan estar expuestas a desprendimientos debido a las sacudidas. Un sismo de 4,6 grados de magnitud sacudió este miércoles la isla volcánica de El Hierro, en el archipiélago español de las Canarias, que en los últimos días ha registrado más de mil movimientos telúricos, anunció el Instituto Geográfico Nacional (IGN). Desde el miércoles por la mañana, cerca de un centenar de sismos se registraron en esta isla, que en 2011 ya tuvo un episodio de movimientos similares que culminaron con una erupción volcánica submarina.

El sismo más fuerte de los sucedidos hasta ahora, de 4,6 grados de magnitud, se produjo a las 15H07 GMT del miércoles y su epicentro se situó a 19 kilómetros de profundidad en el océano Atlántico, al oeste de la isla. Es en esa zona donde han localizado los centenares de movimientos sísmicos que se producen desde el 18 de marzo y que hacen temer una nueva erupción volcánica.

El nivel implica que "hay que prepararse ante una evolución desfavorable del fenómeno, y lo más importante es estar atentos a los mensajes oficiales de prevención y autoprotección que serán específicos para las zonas de riesgo", explicaron las autoridades. El temblor fue sentido por los 10.000 habitantes de El Hierro, de 287 kilómetros cuadrados, y también por los de la isla vecina de La Palma.

Durante el verano y otoño de 2011, miles de pequeños sismos sacudieron esta pequeña isla española, ubicada en el Atlántico encima de un antiguo volcán submarino. El 10 de octubre de 2011, una erupción volcánica submarina estalló a cinco kilómetros de su litoral, diez días después de que se produjera un terremoto de 4,3 grados. La erupción y los sismos provocaron varias evacuaciones de la población de El Hierro que, desde entonces, vigila con incertidumbre la actividad sísmica y volcánica de la isla, la más oriental del archipiélago canario