Sociedad

Sociedad

El oncólogo de Steve Jobs: «Los que fumen, que paguen una tasa más alta de seguro»

Día 26/03/2013 - 23.43h
Temas relacionados

David B. Agus, que trató también a Lance Armstrong, cree que los jefes deberían obligar a los empleados a caminar

Este médico estadounidense ha causado conmoción en su país con su libro «El fin de la enfermedad» (Ariel). Cansado de tratar pacientes terminales y decirles «ya no puedo darte más medicamentos», decidió iniciar una campaña para prevenir los males más comunes que aquejan a esta sociedad. El doctor, que trató el cáncer de Lance Armstrong y Steve Jobs, sugiere varias claves para llevar una vida saludable: comer una aspirina diaria, caminar un poco cada 20 minutos, no tomar suplementos vitamínicos, entre otras.

-Ha enojado a mucha gente.

-Sí, sobre todo a las empresas que venden multivitamínicos.

-¿Por qué les ha declarado la guerra?

-No hay estadística alguna que indique que los suplementos son buenos para nuestra salud, pero sí hay muchas que demuestran lo contrario.

-¿Por qué nunca se había dicho esto?

-Porque nosotros tampoco nos lo hemos cuestionado. Tendríamos que evaluar si realmente necesitamos cada cosa que ingerimos.

-¿Cómo qué?

-Por ejemplo, si estamos tomando un medicamento para las articulaciones y después de varios meses seguimos con las mismas dolencias, ¿por qué seguir tomándolo? Tenemos que parar. La mayoría de las pastillas y medicamentos solo funcionan en una parte de la población.

-No todo es para todos.

-Exacto, cada tratamiento tendría que estar pensado en cada individuo.

-Imposible si solo se tienen 5 minutos con el médico.

-Habríamos de llevar toda la información que tenemos sobre nosotros a esa cita. A partir de ella, el médico tendría que pensar en el tratamiento más apropiado para nosotros y asesorarnos basándose en nuestro historial, para aprovechar al máximo esos 5 minutos.

-Suena un tanto utópico.

-Para comprar un auto nos tardamos meses investigando la mejor marca, leemos revistas, hablamos con amigos, buscamos los mejores precios. Deberíamos de interesarnos también de esa forma por nuestra salud y nuestros médicos.

-Sabemos más de coches que de nosotros mismos.

-Exactamente. Hay algo mal aquí. Deberíamos de pasar más tiempo conociéndonos.

-Habla más como un chamán que como médico.

-En China dicen que el libro “es medicina oriental con tecnología” y coincido. En la medicina occidental nos hemos vuelto reduccionistas.

-¿Qué significa eso?

-Vemos una célula para determinar cuál es el problema, cuando tendríamos que estar viendo todo el conjunto.

-¿Y qué nos dice el conjunto?

-Que un cáncer, el Alzheimer o los problemas del corazón pueden ser causados por muchas razones.

-¿Como usar el móvil?

-No, no hay ningún dato que afirme eso y los índices de cáncer cerebral no han aumentado significativamente desde que el uso de móviles aumentó.

-¿Entonces?

-Lo que sí podemos comprobar es que hay muchas cosas que podemos hacer para prevenir estos males.

-¿Cómo qué?

-Hay una pastilla que tiene 2000 años de existir y que si la tomas una vez al día, a un coste de 2 a 3 euros por año, puedes disminuir el índice de cáncer en un 37%, de problemas cardiovasculares en un 20% y de ataques al corazón en un 17%, y se llama aspirina.

-La aspirina también tiene efectos secundarios.

-Todo lo que hacemos lo tiene. Si vienes de una familia con estómagos sensibles, es mejor que no la tomes, pero si tu familia tiene historial de cáncer y problemas cardiovasculares, lo mejor sería que ingirieras una cada día. Nadie debe tomar una medicina sin consultarlo con su médico.

-Nadie pregunta al doctor si debe tomar una aspirina.

-Deberían. Tener cáncer es algo que te implica no solo a ti, sino a tu familia, a tu comunidad, a tu gobierno, que será quien pague por tu cuidado. Prevenir este cáncer debería de ser una preocupación no solo tuya, sino de todos.

-Estamos enfocados en resolver, no en prevenir.

-Si un niño no recibe sus vacunas, se considera abuso infantil. Deberíamos de exigirle a nuestros gobiernos que beber refrescos, fumar o no caminar cada determinado tiempo sea mal visto también, pues nos causará a todos gastos más adelante.

-Suena difícil de conseguir.

-Se ha logrado mucho con la ley antitabaco. No se trata de prohibir a la gente, pero que asuman el riesgo de lo que hacen. ¿Por qué los que llevamos una vida sana tenemos que pagar por los abusos de los demás?

-¿Y cómo asumirían ese riesgo?

-Pagando una tasa más alta de seguro si quieren fumar o comer comida basura, por ejemplo. También podríamos diseñar escuelas que obliguen a los niños a caminar entre clase y clase. Diseñamos edificios basándonos en el medio ambiente, ¿no tendríamos que pensar también en nuestra salud?

-Perderíamos tiempo caminando.

-Estar sentados por cinco horas seguidas es más dañino que fumar una cajetilla al día. Hacer una pequeña caminata cada 20 minutos nos ayuda a prevenir enfermedades. Nuestros jefes tendrían que obligarnos a hacerlo, para evitarnos futuras enfermedades, y las pérdidas a la empresa que éstas conllevarían.

-Invertir en salud.

-Efectivamente. Un ataque al corazón cuesta mucho dinero a los gobiernos.

-Usted trató a Steve Jobs, ¿qué aprendió de él?

-Muchas cosas. Steve vivió hasta el último día de su vida, era una persona muy positiva. Pacientes como él son los que me inspiraron a escribir este libro. Él en particular inspiró el título.

-¿Cómo?

-Yo había decidido ponerle ¿Qué es la salud? Y él dijo que dejar la palabra salud en el título haría que nadie lo leyera. También me dijo que no puedes regalarle a alguien un libro que tenga la palabra salud en el título, porque sería como una ofensa.

-Se dice que solo comía frutas, ¿es cierto?

-Cuando lo diagnosticaron llevaba una dieta balanceada, pero tuvo periodos en su vida que fue vegetariano.

-¿Tuvo que ver aquello con su cáncer?

-Cualquier exceso es malo, la clave está en la moderación.

-Lance Armstrong, ¿también fue un paciente optimista?

-Sí, fue un gran paciente. Cuando lo diagnosticaron le dijeron que su cáncer era incurable, que pasara tiempo con su familia. No conforme, investigó y se sometió a una prueba clínica de un medicamento experimental y ya han pasado 15 años de eso.

-Optimista y determinante.

-Lance dijo voy a vencer esto, para él fue como una carrera más. Suena extraño ahora que sabemos todo lo que pasó.

-En efecto.

-Para mí fue un golpe muy duro, me rompió el corazón.

-¿No sabía nada?

-Al contrario, siempre lo defendí. Nos desilusionó a todos, a todo el país y a todo el mundo.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Error al procesar el archivo SSI
Lo último...

La fiesta nacional

La tradición es la expresión simbólica de la voluntad con que los pueblos se vinculan a las raíces de su memoria

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.