Sociedad

Sociedad

El Papa Francisco recibirá el lunes a Cristina Fernández de Kirchner

Día 16/03/2013 - 17.14h
Temas relacionados

La presidenta argentina será la primera Jefa de Estado en ser recibida por nuevo Pontífice

Se vieron a solas, cara a cara, en la Casa Rosada en un par de ocasiones. La última fue el 10 de marzo del año 2010. Después, los «bergoglianos» estiman que no fueron menos de una docena los intentos del ex arzobispo de Buenos Aires para entrevistarse con la presidenta de Argentina. La respuesta fue el silencio. El Pontífice, que goza de buena memoria, ha optado por no pagar con la misma moneda a Cristina Fernández. La recibirá el lunes y ella, la viuda de Néstor Kirchner, pasará a la historia como la primera Jefa de Estado en ser recibida por él, el Papa Francisco.

El encuentro se celebrará en la Casa de Santa Marta, donde aún se aloja el Pontífice. La hora programada es las 12.50, según los relojes italianos y las 16.50 según los argentinos.

Las relaciones entre el ex arzobispo de Buenos Aires y la presidente eran prácticamente nulas por no decir tensas o directamente malas. En octubre del 2009 Bergoglio afirmó en un seminario que «los derechos humanos se violan no solo por el terrorismo, la represión, los asesinatos sino también por la extrema pobreza». Cristina Fernández se dio por aludida y e respondió a los pocos días: «Hay dos clases de personas, quienes hacen declaraciones sobre la pobreza y los que nos dedicamos a ejecutar acciones todos los días para combatirla y en todas partes».

El ejemplo, no tan lejano, forma parte de una secuencia de cruces verbales recíprocos donde, ambos, omitían citarse con nombre propio al otro. El matrimonio Kirchner consideraba a Bergoglio el jefe espiritual de la oposición. El difunto ex presidente llegó a pronunciar frases dirigidas, de forma implícita, a quien consideraba su enemigo, como la siguiente: «Dios es de todos pero el diablo también llega a todos, a los que usamos pantalones y a los que usan sotanas».

La relaciones con el Gobierno no mejoraron ni antes ni después de la muerte de Kirchner, al que Bergoglio dedicó una misa. Las homilías del flamante Papa hablando de la corrupción y la pobreza, -a buen entendedor pocas palabras bastaban- les resultaban intolerables.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Lo último...

Tras el congreso del PSOE

La tarea de Sánchez es hoy tan importante como delicada: redefinir al PSOE

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.