Jorge Mario Bergoglio fue el principal rival de Joseph Ratzinger en el Cónclave de 2005

Actualizado:

Jorge Mario Bergoglio, argentino, de 77 años y jesuíta, es el nuevo Papa Francisco I. No estaba en las muchas quinielas que se han hecho a lo largo de estos días para adivinar quién iba a ser el sucesor de Benedicto XVI. Sin embargo, en 2005, este cardenal fue el principal rival de Joseph A. Ratzinger durante todas las votaciones del Cónclave.

Esta fue una de las filtraciones de la anterior reunión cardenalicia. Sin embargo, el ahora nuevo Papa, pidió por entonces que no le votasen y que de salir elegido, no aceptaría el papado. Él concentró todos los votos de los contrarios a Benedicto XVIpero, ante su negativa, en la cuarta votación, Ratzinger al fin fue elegido.

Bergoglio, hasta ahora arzobispo de Buenos Aires, es un hombre tímido y sencillo. En la primera votación del Cónclave en 2005, en el que cada elector vota a su favorito, tan solo obtuvo 10 votos y Ratzinger 47. Pero a partir de la segunda votación, su candidatura empezó a imponerse: 35 votos frente a los 65 de su principal «rival ». Pero él insistió: no sería Papa.

Sus apoyos, al parecer, provenían de un grupo organizado en torno a Karl Lehmann, por entonces presidente de la conferencia episcopal alemana, y Godfried Danneels, exarzobispo de Bruselas, además de estadounidenses, latinoamericanos y algún purpurado de la Curia romana.