Los diez principales papables

Los 115 electores buscan un Papa espiritual, misionero, buen organizador, comunicador y joven, quizá no tanto en años como en espíritu positivo

Actualizado:12345678910
  1. Marc Ouellet (Canadá) 68 años

    El presidente de la Comisión para América Latina Marc Ouellet
    El presidente de la Comisión para América Latina Marc Ouellet - afp
    Tiene licenciaturas en Teología y Filosofía y un doctorado en Teología Dogmática. Enseñó en el Instituto Juan Pablo II de la Universidad Lateranense. Es miembro de la Academia Pontificia de Teología y presidente de la Comisión para América Latina. Es exprefecto de la Congregación para los Obispos y ha sido uno de los principales colaboradores de Benedicto XVI. Es considerado «el mejor de los posibles» porque tiene todas las cualidades para ser Papa y puede ser aceptado por cardenales electores de preferencias variadas. Habla francés, inglés, español, portugués, italiano y alemán.
  2. Angelo Scola (Italia), 72 años

    El arzobispo de Milán, Angelo Scola
    El arzobispo de Milán, Angelo Scola - afp
    Doctor en Teología y Filosofía, Angelo Scola es arzobispo de Milán desde 2011. Juan Pablo II lo nombró rector de la Universidad Pontificia Lateranense. Es miembro del COnsejo de Cardenales para el Estudio de Asuntos Organizativos y Económicos de la Santa Sede. Intelectual, políglota y buen administrador, ha sido hombre de confianza para Benedicto XVI y su antecesor por su independencia. Tiene 71 años y habla perfectamente español, además de inglés, francés, alemán e italiano. Este trabajador nato ha sido uno de los pilares del movimiento Comunión y Liberación.
  3. Christoph Schönborn (Austria) 68 años

    El arzobispo de Viena, Christoph Schönborn
    El arzobispo de Viena, Christoph Schönborn - reuters
    El arzobispo de Viena es doctor en Teología. En 1996 predicó los ejercicios espirituales de Cuaresma para el Papa y la Curia romana. Es autor de numerosas publicaciones y miembro de los Consejos Pontificios para la Cultura y la Nueva Evangelización. Es muy conocido en la Curia Vaticana y muchos cardenales se fían de él. Filósofo, psicólogo, teólogo y predicador, fue un destacado discípulo de Ratzinger, además de presidente de los obispos austríacos. Además, es uno de los «padres» del Catecismo de la Iglesia católica.
  4. Timothy Dolan (Estados Unidos) 63 años

    El arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan
    El arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan - reuters
    Licenciado en Filosofía y doctor en Historia de la Iglesia Latina, se desempleó como rector del Colegio Pontificio Norteamericano en Roma. El arzobispo de Nueva York es miembro de la Congregación para las Iglesias Orientales y de varios Consejos Pontificios. Preside la Conferencia Episcopal de Estados Unidos desde 2010. Representa a un país en el que hay nada menos que 77,7 millones de fieles, el cuarto con más católicos del mundo. Deslumbró al colegio cardenalicio hace un año cuando habló sobre la Nueva Evangelización.
  5. Odilo Scherer (Brasil) 63 años

    El arzobispo de Sao Paulo, Odilo Scherer
    El arzobispo de Sao Paulo, Odilo Scherer - reuters
    Nació en Cerro Largo (Brasil) en 1949. Profesor de Filosofía, párroco, obispo y arzobispo de Sao Paulo en 2007. Benedicto XVI le proclamó cardenal. Está acostumbrado a dirigirse a millones de fieles por manejar la diócesis más poblada del mundo. Tiene muchos puntos para suceder a Benedicto XVI: mediático, espontáneo, sangre alemana y corazón brasileño. Habla cinco idiomas: inglés, portugués, alemán, italiano y francés. Es el preferido de los italianos en la Curia vaticana.
  6. Peter Erdö (Hungría) 60 años

    El arzobispo de Budapest,Peter Erdö
    El arzobispo de Budapest,Peter Erdö - reuters
    Doctor en Teología y Derecho Canónico. Fue rector del Instituto Pontificio Húngaro de Roma. Es presidente del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa. El arzobispo de Budapest es también miembro de los Consejos Pontificios para Textos Legislativos y la Cultura. Ha tenido trato con todos los purpurados europeos que gobiernan grandes diócesis y se ha ganado ahí reputación de buen gestor. Participó en el Cónclave que eligió a Benedicto XVI siendo el elector más joven ya que no había cumplido entonces los 53 años.
  7. Luis Antonio Tagle (Filipinas) 55 años

    El arzobispo de Manila, Luis Antonio Tagle, en la última audiencia pública de Benedicto XVI
    El arzobispo de Manila, Luis Antonio Tagle, en la última audiencia pública de Benedicto XVI - efe
    El arzobispo de Manila es miembro de la Comisión Teológica Internacional desde el año 1997
  8. Philippe Barbarin (Francia) 62 años

    El arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin
    El arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin - afp
    Nacido en Rabat (Marruecos). Licenciado en Filosofía y Teología y rector de la Universidad Católica de Lyon, el arzobispo de Lyon fue proclamado cardenal por Juan Pablo II en 2003. Es miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.
  9. Donald Wuerl (Estados Unidos) 73 años

    El arzobispo de Washington Donald Wuerl
    El arzobispo de Washington Donald Wuerl - ap
    Nació en Pittsburgh (Estados Unidos) en 1940. Se licenció en la Universidad católica de América, pero completó sus estudios en Roma. El Papa Juan Pablo II le ordenó obispo en 1986 y en 2006 fue arzobispo de Washington. En 2012 participó como relator en el Sínodo de Obispos. Si no hubiera escogido el sacerdocio sería probablemente senador de los EE.UU. Buen teólogo, intelectual y comunicador. Es miembro de cuatro dicasterios, entre ellos el de la Doctrina de la Fe y la Congregación para los Obispos. Está muy familiarizado con las nuevas tecnologías.
  10. Sean O'Malley (Estados Unidos) 68 años

    El arzobispo de Boston, Sean O'Malley
    El arzobispo de Boston, Sean O'Malley - afp
    Nació en Ohio (EE.UU.) en 1944 aunque tiene raíces irlandesas. Doctorado en Literatura hispánica, se ha ocupado especialmente de la población hispana. Obispo de Palm Beach y arzobispo de Boston, fue proclamado cardenal por Benedicto XVI en 2006. Su vocación es de capuchino y misionero. Además de inglés y español, habla un portugués excelente y se maneja bien en italiano, francés y alemán. Experto en la limpieza de abusos sexuales, fue llamado por el Papa para realizar la visita apostólica a Irlanda