Los beneficios de la carne de caballo

Actualizado:

«Una carne sabrosa y muy sana. Así es la carne de caballo, mejor de potro para levantar menos rechazo, que estos días está siendo tan cuestionada por su aparición en determinados productos alimenticios», escribía en sus recomendaciones gastronómicas semanales Carlos Maribona, el crítico de ABC.

La Organización de Consumidores (OCU) detectó hará una semana la presencia de carne de caballo en dos de las 20 hamburguesas analizadas para su último estudio, en el que no se tenía previsto analizar el ADN de las hamburguesas pero que sí se llevo a cabo tras el caso de Irlanda. Según la OCU, en estos dos casos «se está cometiendo un claro fraude al consumidor y se están vendiendo hamburguesas en cuyas etiqueta no se indican sus ingredientes reales».

El problema, como también señalaba Maribona, no reside en la carne de caballo por sí misma, sino que es un problema de etiquetado, de una incorrecta información al consumidor que adquiere la carne de vacuno y en la que existe presencia equina.

La carne de caballo es «una carne poco grasa y con alto contenido en hierro. No hay ninguna otra carne que tenga más hierro que la carne de caballo, no lleva hormonas. No comen pienso», señalan en el vídeo los carniceros consultados.

El comisario de Salud y Consumo, Tonio Borg, pidió a los gobiernos europeos que impongan «sanciones estrictas» a los responsables del fraude de la carne de caballo comercializada como de vacuno en productos transformados como hamburguesas y canelones en distintos Estados miembros, incluido España, en un afán de ofrecer «mayor transparencia» al consumidor.