La Universidad de Dusseldorf retira el doctorado a la ministra alemana de Educación por plagio
La ministra de Educación alemana, Annette Schavan - reuters

La Universidad de Dusseldorf retira el doctorado a la ministra alemana de Educación por plagio

Anette Schavan asegura que no piensa dimitir, pese a la exigencia de distintos partidos de la oposición

Actualizado:

Después de que un comité de quince personas, entre estudiantes, profesores y no académicos decidiera a última hora de este martes y después de seis horas a puerta cerrada retirar el grado de doctor a la ministra alemana de Educación Anette Schavan (CDU), por haber plagiado su tesis, la democristiana no piensa dimitir: «No acepto la decisión de la Universidad de Dusseldorf contra la cual recurriré», ha dicho Schavan en la capital sudafricana de Johannesburgo.

Dimisión es lo que sin embargo ha exigido este miércoles la oposición socialdemócrata-verde: «La señora Schavan ya no tiene credibilidad como ministra» ha declarado la socialdemócrata Andrea Nahles (SPD) al diario Die Welt. En términos parecidos se expresa la líder parlamentaria de Los Verdes, Renate Kühnast, quien en declaraciones al Tagesspiegel comenta que «la señora Schavan se ahorrará a si misma y a la ciencia una prolongación de este escándalo y presentará su dimisión».

El Consejo Académico de la Facultad de Filosofía la Universidad de Dusseldorf que declaró anoche inválido el título obtenido por Schavan hace 33 años lo decidió por doce votos a favor, dos en contra y una abstención, tal y como informó el profesor Bruno Bleckmann. Según Bleckmann, el Consejo ha considerado probado que Schavan incluyó en su tesis doctoral «de forma sistemática y premeditada» un trabajo intelectual que no es suyo.

La ministra de 56 años a quien la canciller Angela Merkel (CDU) ha apoyado públicamente, recurrirá la decisión ante el Tribunal Contencioso-Administrativo de Dusseldorf, anunció en Bonn el despacho de abogados Redeker, Sellner y Dahs que la representa. Según los abogados «la decisión se ha tomado en un proceso lleno de errores y con material ilegal» y que además la confidencialidad del proceso administrativo establecida jurídicamente ha sido violada en numerosas ocasiones con información selectiva hecha pública.