Sociedad

La increíble operación subacuática para liberar a un delfín herido

Apenas podía nadar con una de sus aletas magulladas, y en un sorprendente gesto, se acercó a un grupo de submarinistas «mostrando» la extremidad atrapada en un sedal para que le ayudaran

abc - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Un grupo de submarinistas y practicantes de «snorkel» estaban disfrutando de los espectaculares fondos marinos que ofrece la isla de Kona, en Hawái cuando un hecho insólito les sorprendió. De repente, en la zona que el foco sumergible iluminaba, un delfín se pegaba a ellos con con un inusual gesto, como si en cada giro quisiera mostrar a los buceadores una de sus aletas.

Fue en ese momento cuando descubrieron que algo estaba mal. Tras intentar comprender el porqué del errático comportamiento del animal, descubrieron que una de sus aletas estaba enredada con hilo de pescar, lo que le impedía moverla con normalidad.

Y así comienza la «operación de rescate». El mamífero, como si estuviera acudiendo a una consulta privada subacuática, se detiene casi inmóvil frente a un submarinista, que trata de despegar con escaso éxito el sedal de la extremidad del delfín. Pero ni siquiera segundos después, cuando se ayuda de un cuchillo, consigue cortar el cable y liberar al animal. Lo más curioso es que en más de una ocasión el rescatador le hace gestos al animal para que se acerque o se gire y, por sorprendente que parezca, el delfín parece reaccionar a esos gestos obedeciéndole con diligencia.

Pero no consiguen romper el hilo, muy pegado a la piel, y el delfín se retira. Sin embargo vuelve a los pocos segundos. Había salido a tomar aire –los delfines, como cualquier mamífero acuático, obtiene el aire en la superficie– y ahora se vuelve a acercar al hombre con el cuchillo, que finalmente consigue romper el sedal, dejando que el delfín se pierda en la oscuridad del fondo marino con la libertad recuperada.

Toda la actualidad en portada

comentarios