Sociedad

Sociedad

Un mundo diferente en cada mapa: de Mercator a Gall-Peters

Día 24/12/2012 - 12.54h
Temas relacionados

Para representar la superficie de la Tierra se utilizan proyecciones que intentan reflejar el área, las formas y las distancias. Hay más de 400 y ninguna es precisa a la perfección

Estamos en una sala del Ala Oeste Casa Blanca (la serie), cuando la secretaria de prensa, C.J. Cregg, y el asesor, Josh Lyman, llegan tarde a una reunión, a la que además solo van por mantener las apariencias. Ambos forman parte del grupo más cercano al presidente de los Estados Unidos y se caracterizan, entre otras cosas y con matices, por querer demostrar permanentemente lo «listos» que son; una super-élite intelectual (¡y con valores!) avalada por prestigiosos másteres en las universidades más top. La reunión va a ser con gente de «Cartógrafos por la Igualdad» y al final de la misma, y por supuesto inopinadamente, C.J. acabará boquiabierta aprendiendo una cosa nueva: el mundo no es como pensaba.

Nuestro planeta es una esfera achatada por los polos, un geoide. Para representar en un mapa la superficie de la Tierra se utilizan proyecciones (transformaciones matemáticas) que buscan reflejar el tamaño, las formas y las distancias en los distintos continentes. El mapa más popular y habitual es el conocido como Mercator, pero cuenta con detractores, entre ellos la Unesco o muchas ONG. El principal reproche de estas organizaciones consiste en que este mapa no respeta el tamaño real de los continentes, magnificando a Europa y Norteamérica respecto al resto, y proponen el mapa de Peters (o Gall-Peters), que ajusta mucho más fielmente las áreas de los continentes.

Un mundo diferente en cada mapa: de Mercator a Gall-Peters

Basta con mirar la extensión de Europa y Sudamérica y luego observar el dibujo de Mercator (en la imágen sobre estas líneas) para darse cuenta fácilmente de que no hay correlación entre las cifras y los tamaños. Estos dos continentes parecen similares y, sin embargo, Sudamérica es en realidad bastante más grande que Europa, que ocupa una extensión de 10.530.751 km cuadrados por los 17.824.296 km cuadrados sudamericanos. O por poner otro ejemplo, África y Groenlandia parecen casi iguales, cuando en realidad el primero es catorce veces el segundo.

Para los críticos, esta desproporción crea prejuicios y perpetúa una concepción eurocéntrica u occidentalcéntrica. «Ha servido, no sé sabe muy si intencionadamente o no, para dar una sensación de centralidad europea y norteamericana, por dar un mayor tamaño del que realmente tienen», explica José Antonio Aldrey, profesor de Geografía Territorial en la Universidad de Santiago de Compostela.

Furibundas discusiones entre cartógrafos

El diseñador del tradicional mapamundi fue el cartógrafo flamenco Gerardus Mercator en 1569 y lo hizo con la intención de que fuese útil para los navegantes. De hecho, lo fue, ya que calcula bien las distancias en esos rumbos, de Europa hacia América. Pero también provoca una distorsión del tamaño de los países y continentes. La razón por la que África parece más pequeña que América del Norte (cuando es mucho más grande) se debe que las regiones más cercanas a los polos norte y sur aparecen proporcionalmente más grandes que los que están cerca del ecuador.

Sin embargo, en los años setenta del siglo pasado, el historiador Arno Peters introduce la idea de que ese mapamundi no es muy justo y publica su propia proyección (1974), introduciendo una serie de correcciones (¿apropiándose?) a otra proyección anterior de un cartógrafo del s.XIX llamado James Gall. Su dibujo, aunque también distorsionado, mantiene más fielmente el tamaño. Pero la forma no es exactamente como aparece, porque tanto África como Sudamérica aparecen muy estiradas.

Un mundo diferente en cada mapa: de Mercator a Gall-Peters

«La proyección de Peters es muy controvertida desde su presentación en los 70, ya que Peters no sólo lo hace como la única correcta, sino que su enfoque es más ideológico que técnico», explica Isabel del Bosque, Ingeniero en Geodesia y Cartografía y responsable de la Unidad de Sistemas de Información Geográfica del CCCHS-CSIC. Aunque este nuevo dibujo del mapa se acerca mucho a las dimensiones de los continentes, los cartógrafos más académicos lo ignoraron considerando esta proyección de poco rigor científico, por ese estiramiento irreal de las formas.

«A Peters se le ataca por hacer una proyección mucho más ideológica que científica, aunque pone el tamaño de los países más pobres como son», amplía Aldrey. También Peters arremetió contra el resto por la utilización ideológica de la proyección de Mercator en favor de las potencias económicas occidental-céntricas.

Las acusaciones y desacreditaciones vuelan entre ambos bandos de cartógrafos. «La Proyección de Mercator sobrevalora al hombre blanco y distorsiona la imagen del mundo para ventaja de los colonialistas», decía Peters. «Dañino», «provocador», «perverso», «descabellado», «extraviado» o «manipulador» son algunos de los calificativos con los que la parte más académica (y mayoritaria) se refiere a esta proyección. «Los continentes parecen unas húmedas y andrajosas ropas interiores puestas a secar de la cuerda del Círculo Polar tras un largo invierno», dice el ínclito geógrafo y cartógrafo Arthur Robinson sobre este mapa. «Lo cierto es que la proyección de Gall-Peters está denunciada por cartógrafos de todo el mundo», explica la experta del CSIC.

Hegemonía económica, política y visual

Si el de Mercator era útil como carta náutica, pero fallaba en los tamaños, ¿por qué continuar con este mapa?, ¿por qué fue el primero? «Creo que hubo una inercia, una inercia que en definitiva favorecía los intereses de las potencias dominantes del momento, que les agradaba y les agrada. Son los países más visibles, más grandes», cree Aldrey. «No es descartable, que la hegemonía visual del hemisferio norte que se percibe en los mapas de proyección Mercator, represente lo que políticamente ha interesado en determinadas épocas», coincide Del Bosque.

«La reflexión de cierto análisis geográfico actual está caracterizado por la influencia de la visión postmoderna de la realidad», inicia Blanca Muñoz López profesora de Sociología de las Masas en la Universidad Carlos III. «Si en décadas anteriores dominaba una concepción eurocéntrica, ahora se ha sustituido por la ideología del multiculturalismo de la Globalización. En este momento Asia y África han tomado mayor importancia geopolítica y económica», desarrolla Muñoz López.

También hay otro aspecto engañoso que hay que mencionar del mapa de Mercator: los países no están donde creemos que están. «Europa y Norteamérica deberían estar mucho más al norte de donde están. Aparecen centrados en el mapamundi, prácticamente en el ecuador, cuando están muchos más grados hacia el norte», cuenta Aldrey.

Lo cierto es que ninguna proyección es fiel al 100%. «Hay más de 400 y ninguna de ellas representa de forma precisa la Tierra en un mapa», cuenta Del Bosque, ya que en un mapa obligatoriamente tienes que ir a una distorsión: en área, en ángulos, en formas o en distancias. Como la propia Del Bosque afirma: «En cartografía se trata de jugar con las distorsiones dependiendo de la finalidad del mapa».

Actualmente, se utilizan varias alternativas a Mercator para representar la totalidad de la Tierra completa, destacando las de: Bonne, Mollweide, Goode, Sinusoidal, Robinson, Van der Grinten, Eckert, etc. Y el mapa de Peters sigue dando guerra y, aunque muy cuestionado, no ha caído en el olvido. «De hecho, ahora, en la ONU o en la Unesco prefieren utilizar la proyección Peters o la de Mollweide», apunta Aldrey.

Y, volviendo al Ala Oeste de la Casa Blanca, una desubicada C.J. con el mapa de Peters proyectado ante sus ojos, pregunta:«¿Qué demonios es eso?». «El lugar en el que has vivido todo este tiempo», le contestan. O no.

El «Submundo», de Don Delillo

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Error al procesar el archivo SSI
Lo último...

La media tostada

Hace tiempo que, después de desayunar en una barra, convido a café y bollo a Willy, un nigeriano que suele estar delante de la puerta

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.