Sociedad

Sociedad / congreso «católicos y vida pública»

«Solo la razón puede unir a creyentes y agnósticos»

El filósofo Albiac, el teólogo Prades y el político Vázquez debaten sobre «Fe, razón y vida»

Día 18/11/2012 - 02.03h

«No vence sino la verdad y no hay otra victoria de la verdad que no sea la caridad», resaltó Javier María Prades, rector de la Universidad Eclesiástica de San Dámaso, en el debate sobre «Fe, razón y vida» que mantuvo ayer con Gabriel Albiac, catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense y columnista de ABC, y con Francisco Vázquez, ex embajador de España y político de la filas del PSOE, dentro del congreso Católicos y Vida Pública, organizado por el CEU.

Albiac se declara agnóstico y Padres y Vázquez creyentes. Pero los tres coincidieron en citar profusamente a Joseph Ratzinger. Con toda lógica: el Papa siempre ha trabajado para poner de manifiesto la coherencia racional de la fe católica. Dicho de otra manera: la razón es lo que puede unir al género humano.

Albiac se sintió profundamente atraído por el ensayo «El Dios de la fe y el Dios de los filósofos» del entonces joven teólogo alemán. Se quedó «sobrecogido» por la «extraña hipótesis de una personalización de Dios». Prades insistió en que Dios no es un Dios lejano, y que los buscamos a veces sin saberlo. Pero urgió a saber dar razón de nuestra fe, sobre todo con nuestro testimonio. Vázquez denunció el relativismo imperante «alentado desde la izquierda», y se alegró del giro de la Iglesia hacia los más necesitados y los más perseguidos. Recomendó leer el discurso de Ratzinger en la Cámara de los Lores, en el que razonaba sobre la necesidad de que la religión acompañe a la política, no que la suplante, y el discurso de Ratisbona, «una de las mejores intervenciones del Papa», que había sido manipulado y presentado como si hubiera sido un simplista ataque al islamismo.

Vázquez puso un ejemplo de lo que quiere decir no dejarse llevar por el relativismo. Fue el veto de un agnóstico, el presidente de Uruguay, a la ley del aborto, precisamente porque el aborto iba contra un hecho incontestable y científicamente verdadero: suponía acabar con una vida humana. De nuevo: solo lo racional y verdadero puede unir a los hombres de buena voluntad, creyentes o no creyentes.

Albiac recordó que ser no creyente no es garantía de nada, se puede ser «no creyente y tonto» y se puede ser también «creyente y tonto».

Finalmente, el confrontarse con la crisis económica, la «amenaza» del fundamentalismo islámico, el agotamiento de la cultura europea, eran incentivos para hacerse preguntas vitales y poder mejorar, recordó Prades.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Lo último...

El encamisado

La camisa blanca de Sánchez es el símbolo de que en el PSOE han dejado de mandar los camisas viejas

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.