El rifle de cerrojo por antonomasia del Imperio Británico, el Lee-Enfield
El rifle de cerrojo por antonomasia del Imperio Británico, el Lee-Enfield - ABC
El armamento de la guerra

Rifle Lee-Enfield: «if it works don't fix it»

Se llegaron a fabricar 17 millones de unidades de esta arma

Actualizado:

«Si funciona, no lo arregles». Este dicho inglés parece hecho justo a medida del arma que nos ocupa. El rifle de cerrojo por antonomasia del Imperio Británico se produjo ininterrumpidamente en sus distintas versiones nada menos que desde 1895 hasta 1956 y la cifra estimada de unidades fabricadas en todas sus variantes es de 17 millones.

Con él, los británicos combatieron en las dos guerras mundiales y en Corea, hasta comenzar a ser sustituido en 1955 por la versión británica del fusil de asalto belga FN FAL denominada L1A1. Es, junto con el mosquete de chispa Brown Bess, el arma larga que durante más tiempo ha prestado servicio para el Ejército Británico y los países de la Commonwealth.

Dispara el venerable cartucho .303 British, adorado en la órbita anglosajona y ampliamente utilizado en la actualidad en la caza mayor.

La ilustración nos muestra la versión. 4 MkI, la variante producida a partir de 1939, en la que se aprecia con claridad sobresaliendo de la caja por delante del guardamontes su cargador extraíble de 10 disparos, capacidad que superaba ampliamente la de su mayor rival, el Mauser alemán.

Peso: 4,17 kg / Longitud: 1.118 mm / Longitud del cañón: 640 mm / Calibre: .303 (7,70 mm) / Cargador: Extraíble para 10 cartuchos