René Laënnec
René Laënnec - CC

René LaënnecEl estetoscopio nació del pudor que despertaban los pechos de las mujeres

El francés René Laënnec, padre de la neumología, desarrolló su instrumento por vergüenza y cambió la medicina moderna

Actualizado:

René Laënnec nació en el seno de una familia dedicada a las letras, pues su padre era abogado, escritor y poeta en la Quimper, en la Bretaña francesa el 17 de febrero de 1781. Su padre falleció cuando el tenía seis años de edad. Desde muy pequeño mostró una gran curiosidad por todo lo que le rodeaba. Este interés le llevo a los doce años a irse a vivir a Nantes con su tío Guillaume Laënnec, quien era un buen médico práctico y humanista. Sería éste quien despertase la vocación de René Laënnec por la medicina.

Comenzó sus estudios de medicina bajo las directrices de su propio tío. Además aprendió a hablar inglés y alemán. A los 19 años viajó con una beca de estudios a la Universidad de París donde destacó en los estudios de medicina. Allí, René Laënnec fue alumno del médico de Napoleón quien le enseñaría a diagnosticar problemas de tórax.

Fonendoscopio basado en el de René Laënnec
Fonendoscopio basado en el de René Laënnec- ABC

René Laënnec, mejoró el método para auscultar a los pacientes y una vez graduado trabajó en el Hospital Necker de París, el que dirigiría en 1816.

En ese mismo año, René Laënnec viviría el cambio más importante de la medicina actual sin darse cuenta. Se cuenta que el método de pegar el oído al pecho del paciente resultaba muy incómodo para los mismos, sobre todo si eran mujeres, las cuales sentían pudor y reparo.

Se cuenta que René Laënnec observó a unos niños jugando con un palo y otros escuchando la reverberación de los golpes al final del mismo. Esto inspiró le inspiró el día que tuvo que auscultar a una mujer. Por la situación incómoda que suponía pegar su cabeza a los pechos de la mujer, René Laënnec cogió sus folios y los enrolló de manera circular y se dio cuenta de que no solo se transmitian los sonidos, sino que se escuchaban mejor que pegando el oído directamente. René Laënnec inventó de esta modo, por vergüenza y sin darse cuenta lo que conocemos hoy como fonendoscopio.

Además de su invento, el estetoscopio, René Laënnec aportó más a la medicina, sobre todo en el campo de la neumología. En 1819, publicó su «Tratado sobre la auscultación mediata», donde explicaba los sonidos torácicos y las bases de la neumología como se conoce hoy en día.

«La enfermedad tuberculosa es como las afecciones cancerosas: absolutamente incurable».René Laënnec

René Laënnec también trabajó en otros campos de la medicina mediante el método anátomo-clínico, el cual le permitía estudiar las enfermedades en los cadáveres para luego prevenirlas en otros pacientes, algo que algunos médicos reputados no toleraban.

Más tarde, René Laënnec fue nombrado catedrático del Collège de France. Murió a los 45 años de tuberculosis la cual contrajo al examinar un cuerpo con dicha enfermedad y rasgarse un dedo que entró en contacto con una vértebra infectada. En la segunda edición de su libro, René Laënnec cuenta como se trató la enfermedad.