FARMAINDUSTRIA
EL VALOR DEL MEDICAMENTO

La enfermedad 'nunca duerme': WeWontRest

Los profesionales de la industria farmacéutica española hacen público su compromiso con los pacientes al sumarse, de forma individual, a la iniciativa europea #WeWontRest, que trata de hacer visible en Europa la relevancia que tiene para los pacientes la I+D desarrollada por las compañías farmacéuticas

Actualizado:

La innovación farmacoterapéutica ha revolucionado el cuidado de la salud. Por supuesto, lo ha hecho apoyada en otros cambios cruciales, que van desde el mayor acceso a la prestación y la dedicación y esfuerzo diario de los profesionales sanitarios hasta los avances en tecnologías diagnósticas y la detección precoz de las enfermedades. Pero es claro que el medicamento ha jugado un papel protagonista en la transformación de la asistencia sanitaria y la calidad de vida de las personas. Porque el aumento de la esperanza de vida no es una estadística: es una realidad; la de personas concretas que hoy viven más años y en mejores condiciones.

Y esto es consecuencia de una evolución constante y de un exigente compromiso social. Los gobiernos han dedicado crecientes esfuerzos e inversiones a crear sólidos sistemas sanitarios; los profesionales han ido ganando en formación y experiencia; los gestores han encontrado nuevas soluciones en organización y gestión que han multiplicado los resultados; los pacientes han ido ganando protagonismo, con una implicación cada vez mayor en el manejo de sus patologías; la población general ha ido tomando conciencia del valor de la salud y comprometiéndose en materia de prevención… Y la industria farmacéutica ha sabido buscar y encontrar nuevas soluciones, abriéndose cada vez más a la colaboración con profesionales y centros sanitarios y de investigación, explorando nuevos caminos que le llevan de la química a la biotecnología y evolucionando en un modelo investigador que le permite seguir aportando respuestas en un ámbito de gran complejidad y riesgo económico.

Algunos datos son definitivos:

- La industria farmacéutica invierte en Europa cada año en investigación 33.737 millones de euros (más del 17 por ciento de su facturación), en una potente maquinaria que implica a casi 114.000 profesionales (el 16 por ciento de la plantilla total de los laboratorios).

- Sólo así puede impulsarse un modelo de investigación capaz de hacer frente a los 12-14 años que de media necesita el proceso de I+D de un medicamento, con una inversión de más de 2.400 millones de euros y un alto riesgo, dado que apenas una de cada diez mil moléculas en investigación logrará en efecto convertirse en un medicamento.

- Y se trata de un modelo de éxito, dada la profunda transformación que se ha producido en las últimas décadas en materia de cuidado de la salud y aumento de la esperanza de vida, en la que el medicamento ha tenido un papel protagonista. Esa transformación implica, por ejemplo, que en el último cuarto de siglo las muertes por cáncer se hayan reducido un 20 por ciento, hasta el punto de que el 70 por ciento de los pacientes oncológicos sobrevive cinco años después del diagnóstico; que enfermedades como el sida ya no sean mortales, o que patologías incurables, como la hepatitis C, hoy ya se curen.

En el último cuarto de siglo las muertes por cáncer se hayan reducido un 20 por ciento, hasta el punto de que el 70 por ciento de los pacientes oncológicos sobrevive cinco años después del diagnóstico

Con todo esto, y bajo el lema #WeWontRest [no descansaremos], la industria farmacéutica europea lanza hoy una iniciativa informativa con el objetivo de mostrar cómo la investigación en medicamentos ha transformado el cuidado de la salud y la esperanza de vida y poner en valor el firme compromiso del sector farmacéutico innovador con los pacientes, como principal razón de ser del trabajo de los laboratorios. Farmaindustria se suma a esta idea impulsada por la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (EFPIA) y que hoy se lanza coincidiendo con su conferencia anual en Bruselas. Se prolongará hasta julio de 2018.

El lema #WeWontRest trata de reflejar cómo la enfermedad “nunca duerme”, lo que se convierte en un desafío constante para los pacientes, y cómo tal desafío y la posibilidad de hallar una solución que alivie, frene o cure se convierten a su vez en estímulos para la labor compleja de las personas que trabajan en la industria farmacéutica.

La iniciativa se estructura en torno a anuncios visuales y un vídeo que desarrollan el lema principal, así como a través de distintos compromisos que irán haciendo públicos, tanto de forma individual como colectiva, profesionales de las compañías farmacéuticas, centrados en posibles mejoras en las distintas áreas terapéuticas.

Stefan Oschmann destaca la importancia de buscar entre todos un futuro más sano para Europa, siempre «sobre la base de la innovación, del acceso a los nuevos tratamientos y de un modelo basado en los resultados en salud»

En esta línea insiste también el nuevo presidente de EFPIA con motivo de la conferencia anual de la organización, que ha comenzado hoy en Bruselas, y el lanzamiento de la iniciativa informativa. Stefan Oschmann destaca la importancia de buscar entre todos un futuro más sano para Europa, siempre “sobre la base de la innovación, del acceso a los nuevos tratamientos y de un modelo basado en los resultados en salud”.

«Para convertir ese futuro en realidad, hemos de hacer a Europa líder en investigación clínica», defiende. Pide con tal objetivo»asegurar un marco legal de propiedad industrial que nos permita seguir invirtiendo en investigación y desarrollo», y renueva el compromiso de la industria para «seguir trabajando de forma estrecha con los gobiernos y las instituciones comunitarias para garantizar el acceso a los fármacos innovadores de forma sostenible».

En este sentido, los miembros de EFPIA destinarán en los próximos años más de 12 millones de euros a la European Health Data Network (EHDN), para reforzar la colaboración en el ámbito europeo hacia un más efectivo cuidado de los pacientes.