Una buena salud bucodental es clave para una buena salud general
Una buena salud bucodental es clave para una buena salud general - ARCHIVO

Una terapia hormonal previene la pérdida de las piezas dentales en la periodontitis

El tratamiento con un agonista de la hormona melanocortina controla la inflamación de la encía y evita la pérdida del hueso que sustenta el diente

MADRIDActualizado:

La periodontitis, comúnmente conocida como ‘piorrea’, es una enfermedad que, si bien resulta más común en las personas mayores de 35 años, puede presentarse a cualquier edad y se asocia con problemas muy graves para la salud, caso de un mayor riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares, cáncer de mama, enfermedad renal o cáncer de páncreas. Una enfermedad de origen bacteriano básicamente caracterizada por la inflamación y sangrado de las encías que, en caso de no ser tratada, conlleva la destrucción de la masa ósea que sustenta las piezas dentales y, por tanto, la pérdida irreversible de los dientes. De ahí la importancia de un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Federal de Minas Gerais en Belo Horizonte (Brasil), en el que se muestra como el tratamiento con la hormona melanocortina controla la inflamación de las encías en la periodontitis y, en consecuencia, previene la pérdida de las piezas dentales.

Como explica Mila F. Madeira, directora de esta investigación publicada en la revista «The FASEB Journal», órgano oficial de la Federación de Sociedades Americanas para la Biología Experimental (FASEB), «el control de la inflamación durante la enfermedad de las encías es un aspecto clave para evitar la resorción del hueso alveolar, prevenir la pérdida del diente y, en consecuencia, mejorar la calidad de vida de los pacientes».

Evitar la resorción ósea

Para llevar a cabo el estudio, los autores utilizaron un modelo animal –ratones– infectado con la bacteria ‘Aggregatibacter actinomycetemcomitans’, responsable de la aparición de una de las formas más agresivas de periodontitis.

Concretamente, los animales del estudio fueron incluidos en cuatro grupos de tratamiento: un primer grupo en el que fueron tratados diariamente con un agonista de la melanocortina denominado ‘DTrp8-γMSH’; un segundo en el que los animales recibieron placebo; un tercero en el que los ratones, aun infectados, no fueron sometidos a ningún tipo de terapia; y un último grupo de animales ‘sanos’ –el ‘grupo control’, en el que no había infección por ‘A. actinomycetemcomitans’ y, por tanto, no se desarrolló periodontitis.

El control de la inflamación durante la periodontitis es un aspecto clave para mejorar la calidad de vida de los pacientes
Mila Madeira

Concluidos los 30 días de estudio, los resultados mostraron que la administración del agonista de la melanocortina reduce la infiltración de neutrófilos y los niveles de TNF-α, IFN-γ e IL-17a en el periodonto, lo que conlleva una menor inflamación de las encías y la prevención de la pérdida de hueso alveolar, esto es, del hueso que rodea la raíz del diente.

Como concluye Mila Madeira, «el tratamiento con agonistas de la melanocortina podría representar una forma innovadora de controlar la inflamación en la periodontitis y, al mismo tiempo, de preservar la fisiología ósea».