WIKIMEDIA
INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

La vacuna de la meningitis que también previene la gonorrea

Si se confirma su efecto en otras vacunas meningocócicas similares del grupo B disponibles actualmente, la administración de la vacuna en la adolescencia podría causar una disminución significativa de la gonorrea, que se ha vuelto cada vez más resistente a los fármacos

MADRIDActualizado:

Una vacuna para la meningitis B podría ser una solución también para prevenir la gonorrea., Los datos de una campaña de vacunación masiva en Nueva Zelanda muestran que esta vacuna lograba una menor probabilidad de contraer gonorrea, una enfermedad contagiosa de transmisión sexual (ITS), en comparación con las personas no vacunadas. La vacuna MeNZB redujo la incidencia de gonorrea en aproximadamente el 31%. El estudio se ha llevado a cabo en más de 14000 personas y ha sido publicado en «The Lancet». Esta es la primera vez que una vacuna (MeNZB) ha mostrado alguna protección contra la gonorrea y puede proporcionar una nueva vía para el desarrollo de la vacuna. Si se confirma su efecto en otras vacunas meningocócicas similares del grupo B disponibles actualmente, la administración de la vacuna en la adolescencia podría causar una disminución significativa de la gonorrea, que se ha vuelto cada vez más resistente a los fármacos.

La importancia de una vacuna candidata que puede tener incluso un efecto moderado en la reducción de las tasas de infección se pone de relieve en un nuevo informe de la revista The Lancet Infectious Diseases, también publicado esta semana, que insta a una política global de acción para abordar las ITS. Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que la gonorrea es cada vez más resistente a los antibióticos, con lo que es más difícil e incluso imposible de tratar en algunos casos. Un aviso que no es nuevo, ya que en 2016 la OMS actualizó sus recomendaciones sobre el tratamiento de la sífilis, la clamidia y la gonorrea, debido a que los casos de aumento de resistencia frente a los antibióticos podían dejar a estas infecciones sin posibilidad de cura, y señaló que estas tres ITS son un verdadero problema de salud pública en el mundo, provocando anualmente millones de infecciones, algunas de las cuales causan patologías graves o mortales o dejan secuelas para siempre, sobre todo en las mujeres.

De acuerdo con el último recuento de la OMS, cada año en el mundo unos 131 millones de personas contraen la clamidia, 78 millones la gonorrea y 5,6 millones la sífilis. Estas enfermedades son a menudo desconocidas y pueden prevenirse eficazmente con la utilización de un preservativo.

En el caso de la gonorrea, la OMS ha publicado un estudio que analiza los datos relativos al tratamiento de la gonorrea en 77 países. En general, la enfermedad, que afecta a 78 millones de personas en el mundo, muestra una amplia resistencia a los antibióticos más antiguos y baratos utilizados en los países de rentas más bajas.

Cada año en el mundo unos 131 millones de personas contraen la clamidia, 78 millones la gonorrea y 5,6 millones la sífilis

De ahí la relevancia de una vacuna que tengan una cierta protección. Hasta ahora, los esfuerzos para desarrollar una vacuna contra la gonorrea no han tenido éxito. Cuatro candidatos de vacuna han alcanzado la etapa de ensayo clínico, pero ninguno ha sido eficaz. Sin embargo, los datos de la población sugieren que hay una disminución de la gonorrea inmediatamente después del uso de la vacuna MeNZB en Cuba, Nueva Zelanda y Noruega.

A pesar de que las dos enfermedades son muy diferentes en términos de síntomas y modo de transmisión, existe una coincidencia genética del 80-90% entre las bacterias Neisseria gonorrhoeae y Neisseria meningitidis, proporcionando un mecanismo biológicamente plausible para la protección cruzada.

En Nueva Zelanda, aproximadamente 1 millón de personas (81% de la población menor de 20 años) recibió la vacuna MeNZB, una vacuna contra el meningococo B del grupo OMV, durante un programa de inmunización poblacional entre 2004-2006, ofreciendo una oportunidad única para probar la protección cruzada hipótesis.

Prueba de concepto

Según Helen Petousis-Harris, de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), y autora principal del estudio, «los hallazgos proporcionan evidencia experimental y una prueba de concepto de que una vacuna meningocócica B del grupo OMV podría ofrecer una protección cruzada moderada contra la gonorrea. Es la primera vez que una vacuna ha mostrado alguna protección contra la gonorrea, y aunque por el momento, el mecanismo detrás de esta respuesta inmune es desconocido, nuestros hallazgos servir para el futuro desarrollo de vacunas contra el meningococo y la gonorrea».

MeNZB fue desarrollada para controlar una epidemia de meningitis y ya no está disponible, pero los antígenos OMV que se cree que provocan la respuesta inmune a la gonorrea se han incluido en la vacuna 4CMenB más recientemente desarrollada, disponible en muchos países. Los autores dicen que ahora se necesita más investigación para ver si otras vacunas meningocócicas tienen un efecto similar, y para entender el mecanismo inmunológico.

«Neisseria gonorrhoeae», la bacteria que causa la infección de transmisión sexual
«Neisseria gonorrhoeae», la bacteria que causa la infección de transmisión sexual

Algunos estudios previos han sugerido que una vacuna con un 30% de eficacia podría disminuir la prevalencia de gonorrea en más del 30% en 15 años, si se mantiene la inmunidad. Una mayor eficacia ofrecería una mayor protección durante un período de tiempo más corto. «La capacidad potencial de una vacuna meningocócica del grupo B de OMV para proporcionar incluso protección moderada contra la gonorrea tendría beneficios sustanciales para la salud pública en vista de la prevalencia de la gonorrea», afirma el profesor Steven Black, del Hospital Infantil de Cincinnati,

Algunos estudios previos han sugerido que una vacuna con un 30% de eficacia podría disminuir la prevalencia de gonorrea en más del 30% en 15 años

Los autores señalan que debido a la variabilidad de diferentes cepas de N. gonorrhoeae y N. meningitidis, el efecto de la vacuna puede variar dependiendo de la cepa. Y estar co-infectado con clamidia redujo ligeramente la efectividad de la vacuna.

En Estados Unidos, se aconseja a todos los adolescentes y preadolescentes, así como a algunos niños y adultos, que obtengan una de dos vacunas contra el meningococo. En España existe una vacuna similar aprobada 4CMenBm para la meningitis para su administración en niños.

El desarrollo de vacunas tanto contra la gonorrea como a clamidia resistentes a fármacos es probable que sea una de las muchas soluciones sostenibles para controlar estas infeccionesChristopher Fairley

El informe de la revista «The Lancet Infectious Diseases» aborda cinco áreas clave para el control de las ITS, incluyendo desafíos para controlar o tratar la clamidia, la gonorrea y la vaginosis bacteriana, el diagnóstico y el control de las ITS en los países de ingresos bajos y medianos, así como las intervenciones médicas para frenar la infección que podrían afectar a otros ITS. El autor principal del informe, el Profesor Christopher Fairley, Centro de Salud Sexual de Melbourne (Australia), alerta que «las ITS siguen siendo una cuestión desatendida a nivel mundial. Los políticos deben estar convencidos de que la inversión en estrategias clínicas y de salud pública puede mejorar el control De las ITS, pero basarse sólo en la reducción de las prácticas de riesgo sexual a nivel de población no será suficiente, y la investigación en el tratamiento biomédico será necesario. En última instancia, el desarrollo de vacunas tanto contra la gonorrea como a clamidia resistentes a fármacos es probable que sea una de las muchas soluciones sostenibles para controlar estas infecciones».