El tiempo es clave en una hemorragiaARCHIVO
HEMATOLOGÍA

Dar un fármaco de menos de 4 euros evitaría miles de muertes por hemorragia

Un estudio en «The Lancet» ha visto que las posibilidades de supervivencia disminuyeron un 10% por cada 15 minutos de retraso y, a las tres horas, no se observó ningún beneficio

MADRIDActualizado:

Ante un problema de sangrado o hemorroragia el tiempo sí que es oro. Un macroestudio –más de 40,000 pacientes- que se publica hoy en «The Lancet» demuestra que los pacientes con hemorragia aguda deben recibir tratamiento antifibrinolítico tan pronto como sea posible. De hecho, el estudio incide en que los pacientes con trauma deben ser tratados en el lugar de la lesión y que la hemorragia posparto debe tratarse tan pronto como el diagnóstico está hecho. Según la investigación, la probabilidad de muerte debido a la pérdida de sangre se redujo en más del 70% si se administraba inmediatamente un medicamento de bajo costo y disponible. La importancia de que el tiempo es muy relevante queda reflejada en este dato: las posibilidades de supervivencia disminuyeron un 10% por cada 15 minutos de retraso y, a las tres horas, no se observó ningún beneficio.

Cada año, más de 2 millones de personas en todo el mundo por sangrado extracraneal traumático, a menudo como resultado de lesiones y accidentes de tráfico. Además, la hemorragia posparto (sangrado excesivo después del parto) es la principal causa de muerte materna en el mundo, y mata a unas 100.000 mujeres al año.

La administración precoz, explica el profesor Ian Roberts, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Reino Unido), «marca la diferencia entre la vida y la muerte. Y eso significa que los pacientes deben ser tratados con urgencia en el lugar de la lesión o tan pronto como se haga el diagnóstico de hemorragia cada vez que una mujer da a luz», asegura. «Estos resultados van a cambiar el paradigma del tratamiento de estas dos condiciones», señala a ABC José Antonio Páramo Fernández, Co-director de Hematología de la Clínica Universidad de Navarra. Recuerda Páramo que tanto las hemorragias tras una accidente de tráfico son un grave problema y la mortalidad por hemorragia posparto, que constituye la tercera causa de muerte materna en el mundo -se produce en uno de cada 20 partos- «son evitables».

Cada año, más de 2 millones de personas en todo el mundo por sangrado extracraneal traumático, a menudo como resultado de lesiones y accidentes de tráfico

Explica Páramo que los medicamentos antifibrinolíticos como el ácido tranexámico, el ácido aminocaproico y la aprotinina funcionan al evitar que los coágulos sanguíneos se descompongan y reduzcan el sangrado. «Se trata de que la proteína fibrina persista y tapone la hemorragia». Estos medicamentos se han utilizado durante muchos años para reducir el sangrado menstrual abundante y, a menudo, se administran durante la cirugía para reducir la necesidad de transfusiones de sangre.

El nuevo estudio se basa en dos ensayos WOMAN y CRASH-2 que demostraron que las muertes por ácido tranexámico debidas a hemorragia postparto y hemorragia después de una lesión grave se reducían en un 70% si el fármaco se administraba dentro de las 3 horas posteriores al inicio del sangrado. En este nuevo análisis, se analizaron los datos de los pacientes de estos dos ensayos, 40.138 hombres y mujeres. Los investigadores vieron que casi dos tercios de la hemorragia ocurrieron dentro de las 12 horas posteriores al inicio (884 de 1.408 muertes por sangrado). Las muertes debidas a hemorragia postparto alcanzaron su punto máximo 2-3 horas después del parto.

Estos resultados van a cambiar el paradigma del tratamiento de estas dos condiciones

Los resultados mostraron que la supervivencia de la hemorragia severa aumentaba con el uso de ácido tranexámico en comparación con placebo, independientemente del sitio de sangrado y que, si se administraba de inmediato, la supervivencia era del 70%. Por cada 15 minutos de retraso, dicen los investigadores, el beneficio de supervivencia se redujo en aproximadamente un 10%. No se observó beneficio si el tratamiento se retrasó más de 3 horas.

Los expertos tampoco encontraron evidencia de mayor riesgo de coagulación (es decir, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, embolia pulmonar y trombosis venosa profunda) en comparación con el placebo, y se observaron menos casos de ataques cardíacos con ácido tranexámico.

Menos de 4 euros

Y además hay otro factor relevante, afirma el experto de la CUN. «Es un fármaco muy barato». El tratamiento costaría menos de 4 euros. Y como apunta Roberts: «El ácido tranexámico es seguro, barato, de fácil administración y no necesita refrigeración».

Páramo coincide con los autores de la investigación en que dada la importancia del tratamiento precoz, el tiempo para comenzar el tratamiento debe auditarse y comunicarse a los profesionales de la salud. «La administración tras diagnóstico debe ser obligada y, por ejemplo, se podría administrar en las propias ambulancias tras traumatismo hemorrágico tras un accidente de tráfico».

.