FOTOLIA

Ante una reacción alérgica, vigila la respiración de la víctima

Pueden llegar a ser mortales y requiere, más que nunca, saber realizar la ranimación cardiopulmonar

Actualizado:

Es probable que en alguna ocasión, siendo alérgico a los gatos, hayas ido de visita a casa de algún amigo que, sin saberlo, tiene dicha mascota. Es entonces cuando has empezado a sentirte mal: mareos, ahogo, ronchas en el cuerpo...

«Son respuestas anormales y exageradas del sistema inmune», explica Samur-Protección Civil. Estas sustancias son las llamadas alergenos, que entran en contacto con la piel, la nariz, los ojos, las vías respiratorias y el tubo digestivo. Es, entonces, cuando el cuerpo reacciona.

Aunque muchas reacciones alérgicas son leves, otras pueden ser graves y potencialmente mortales. Pueden afectar a una pequeña área del cuerpo o a todo. Ante una reacción alérgica, Samur-Protección Civil indica:

- Retira a la víctima del foco causante de la reaccion alérgica.

- Valora su nivel de consciencia. Si está consciente, colócala en posición semisentada hasta la llegada de los servicios de emergencias.

- Comprueba la aparición de síntomas como palidez, sudoración o frialdad de la piel, dificultad respiratoria y para hablar, inflamación en partes blandas.

- Pregunta a la víctima por posibles alergias conocidas y si lleva tratamiento alguno consigo.

- Vigila el estado general de la víctima y presta especial atención a la vía aérea.

- Si queda inconsciente, llama al 112. Si no respira o su respiración es ineficaz inicia las maniobras de reanimación cardiopulmonar. Si respira, colócalo en posición lateral de seguridad

- Explica al personal del servicio médico lo sucedido