La mayoría de las personas está expuesta a la enfermedad del beso
La mayoría de las personas está expuesta a la enfermedad del beso - ABC

Prueban en animales una vacuna para la 'enfermedad del beso'

Actualizado:

Una vacuna podría por fin prevenir la mononucleosis, también llamada enfermedad del beso, una molesta enfermedad que afecta a los jóvenes. Según informa un estudio que se publica en «Cell», la la vacuna basada en nanopartículas logró que el sistema inmunitario de los animales liberara potentes anticuerpos contra el Epstein-Barr, el casuante de la enfermedad.

Las nanopartículas son partículas microscópicas que se están investigando como vehículos de administración potenciales para las vacunas. Los nuevos hallazgos sugieren que este podría ser un método prometedor para desarrollar una vacuna contra el virus de Epstein-Barr. Ahora bien, advierten los investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., todavía es pronto para hablar de una vacuna para su uso en humanos.

Virus muy comn

El virus de Epstein-Barr se identificó en 1964 y es uno de los virus humanos más comunes, ya que infecta a alrededor del 90% de las personas de todo el mundo en algún momento de sus vidas. Pertenece al grupo de los virus herpes, siendo un pariente del que causa las calenturas labiales o el herpes genital. Puede encontrarse en cualquier parte del mundo. De hecho, la mayoría de las personas se han infectado con el virus en algún momento de sus vidas, señala el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC). La forma más usual de propagación es la saliva, por eso se la conoce por la enfermedad del beso.

Afecta fundamentalmente a escolares, adolescentes y adultos jóvenes. Es menos frecuente en niños preescolares (gran parte de las infecciones en ellos son asintomáticas) y es rara en el primer año de vida y la mayor incidencia se encuentra entre los 4 y 12 años de edad.

Síntomas leves

Aunque la mayoría de personas infectadas con el virus no enferma, o solo tiene síntomas leves, el virus del Epstein-Barr se asocia con casi 200.000 casos de cáncer al año en todo el mundo, incluyendo cánceres de estómago y nasofaríngeos, linfoma de Burkitt y de Hodgkin, y linfoma no Hodgkin. Actualmente, no hay una vacuna aprobada para proteger a las personas del virus de Epstein-Barr.

Según el equipo del NIAID, el diseño de vacuna con nanopartículas podría también usarse para crear o rediseñar vacunas contra otros tipos de infección.