Las borracheras son muy frecuentes entre los jóvenes
Las borracheras son muy frecuentes entre los jóvenes - FOTOLIA

Alertan del consumo de alcohol en jóvenes y su relación con la infertilidad

Disminuye la calidad del esperma y la cantidad de hormonas reproductivas en sangre

Actualizado:

Beber alcohol de forma regular, aunque se moderadamente, puede tener efectos sobre la calidad del esperma. Y el efecto empeora a medida que se ingiere más cantidad. Estas son las conclusiones de un estudio realizado en .1221 varones daneses de entre 18 y 28 años. A todos ellos se les cuestionó sobre su consumo de alcohol: si lo hacía habitualmente y en qué cantidad (más de bebidas se consideró como un consumo alto). Además se les analizó el semen y se valoró su capacidad hormonal reproductiva.

En total, los participantes consumían una media de l1 bebidas a la semana; un 64% reconocieron haberse emborrachado el mes anterior, y el 59% más de dos veces.

Después de tomar en consideración otros factores, el análisis realizado en la Universidad Southern Denmark mostró que no había una relación importante entre la calidad del esperma y el consumo reciente de alcohol o el excesivo de alcohol durante el mes anterior. Sin embargo, si encontraron relación entre el consumo de alcohol en la semana previa y los cambios en los niveles de hormonas reproductivas. Así, los niveles de testosterona aumentaron, mientras que la hormona sexual globulina vinculante (SHBG) se redujo.

Más de 5 bebidas

Casi la mitad de los participantes (45%) reconoció que la cantidad de alcohol que bebieron la semana previa era su consumo semanal habitual. Y en este grupo es donde identificaron la peor calidad de los espermatozoides, en términos de recuento total de espermatozoides y la proporción de espermatozoides que eran de tamaño y forma normal. A mayor consumo de bebidas, peores resultados.

Los investigadores hace notar no obstante que se trata de un estudio observacional, así que no se pueden extraer conclusiones definitivas de ‘causa y efecto’. Sin embargo, estudios en animales han sugerido que el alcohol puede tener un impacto directo en la calidad del esperma.

Los investigadores creen que éste es el primer estudio entre varones jóvenes saludables con información detallada sobre el consumo de alcohol y, «dado que los jóvenes beben mucho, esto puede ser un problema de salud pública, y podría ser un factor que contribuye la baja cantidad de esperma que se ha observado en los varones occidentales».

El estudio, que se publica en «British Medical Journal», concluye que «queda por ver si la calidad del semen se restaura si se reduce la ingesta de alcohol se reduce, pero los jóvenes deben saber que un consumo habitual elevado de puede afectar no sólo su salud en general, sino también su salud reproductiva».