Una cuarta parte de los fumadores con un defecto específico en su gen BRCA2 desarrollará cáncer de pulmón
Una cuarta parte de los fumadores con un defecto específico en su gen BRCA2 desarrollará cáncer de pulmón - FOTOLIA

Un gen duplica el riesgo de cáncer de pulmón en fumadores

Actualizado:

Si además de fumar se es portador de un mutación genética se puede duplicar el riesgo de cáncer de pulmón. Lo dice un estudio que se publica en «Nature Genetics», en el que se explica que cerca de una cuarta parte de los fumadores que son portadores de un defecto en el gen BRCA2 desarrollará cáncer de pulmón en algún momento de su vida.

Es la primera vez que se ha documentando una relación entre el cáncer de pulmón y un defecto particular del BRCA2, que se presenta en alrededor del 2% de la población. Dicha mutación en BRCA2 -conocida por su papel en el cáncer de mama- aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en 1,8 veces.

Debido a que los fumadores como grupo tienen un riesgo añadido de cáncer de pulmón de un 13% (16% en los hombres y un 9,5% en las mujeres), los resultados de este nuevo trabajo sugieren que alrededor de uno de cada cuatro fumadores con el defecto BRCA2 desarrollará cáncer de pulmón. Por ejemplo, de los 10 millones de adultos que fuman en Gran Bretaña, alrededor 200.000 adultos que fuman podrían tener el defecto BRCA2 específico, conocido como BRCA2 c.9976T.

ADN europeo

Los investigadores, dirigidos por un equipo del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres (Reino Unido), compararon el ADN de 11.348 europeos con cáncer de pulmón con los de 15.861 sin enfermedad, con el fin de localizar las diferencias en puntos específicos de su ADN.

Y los resultados mostraron que el vínculo entre el cáncer de pulmón y el BRCA2 defectuoso -se sabe que aumenta el riesgo de cáncer de mama, de ovario y otros tumores- era especialmente fuerte en los pacientes con el subtipo más común de cáncer de pulmón, el cáncer de pulmón de células escamosas. Los investigadores también encontraron una asociación entre el cáncer de pulmón de células escamosas y un defecto en un segundo gen, CHEK2, que normalmente evita que las células se dividan cuando han sufrido daños en su ADN.

Los resultados sugieren que en el futuro, los pacientes con cáncer de pulmón de células escamosas podrían beneficiarse de fármacos diseñados específicamente para ser eficaces en los cánceres con mutaciones BRCA. Por ejemplo, la familia los inhibidores de PARP han mostrado éxito en ensayos clínicos en pacientes con cáncer de mama y de ovario con mutaciones en el gen BRCA, aunque no se sabe si podrían ser eficaces en el cáncer de pulmón.

1 millón de muertes al año

El coordinador del estudio el profesor Richard Houlston, señala que «el estudio mostró que las mutaciones de dos genes, BRCA2 y CHEK2, tienen un efecto muy grande en el riesgo de cáncer de pulmón en el contexto del tabaco. En particular, la mutación en BRCA2 parece aumentar el riesgo en alrededor 1,8 veces».Y advierte, algunos fumadores con mutaciones BRCA2 corren un «enorme riesgo de cáncer de pulmón, de casi un 25%».

El cáncer de pulmón se cobra más de un millón de vidas al año en todo el mundo «Sabemos –señala Houlston- que lo mejor para reducir la tasa de mortalidad es convencer a la gente de que no fume, aunque nuevos hallazgos dejan claro que esto es todavía más crítico en aquellas personas con un riesgo genético subyacente».

Por su parte, el profesor Paul Workman, del Instituto de Investigación del Cáncer, señala que «los resultados indican que alrededor de una cuarta parte de los fumadores con un defecto específico en su gen BRCA2 desarrollará cáncer de pulmón». Y añade: «el cáncer de pulmón es enfermedad casi siempre mortal y los fumadores tienen por ello un riesgo considerable a la salud , independientemente de su perfil genético».