Salud

Los 'chivatos' del alzhéimer se pueden detectar en el organismo con antelación

La identificación precoz de la enfermedad permitiría prevenir el daño cerebral y cognitivo

El azlhéimer solo es visible cuando el daño neuronal ya se ha producido
El azlhéimer solo es visible cuando el daño neuronal ya se ha producido - FOTOLIA
r. i. - Madrid - Actualizado: Guardado en: Salud

Es posible identificar fragmentos de proteínas relacionadas con la enfermedad de Alzheimer muchos años de que se presenten los primeros síntomas. Según un estudio que se publica en «Cell» la identificación de estos fragmentos de «proteínas mal plegadas» permitiría diagnosticar la enfermedad con la suficiente antelación como para prevenir el daño cerebral y cognitivo de esta patología neurodegenerativa

La idea de que las placas amiloides son el problema principal en la enfermedad de Alzheimer está siendo superada. Ayer mismo una trabajo publicado en «Nature» ofrecía datos sobre el papel de un nuevo gen, el REST, en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. Y ahora, explica Claudio Soto, «parece claro que los agregados no son los principales culpables, sino sus precursores, llamados oligómeros». Según este experto de la Texas Medical School de la Universidad de Houston, en EE.UU., «ésta es la molécula clave y podría ser la mejor manera y la más fiable para hacer un diagnóstico precoz de la enfermedad».

Nuestro estudio, explica a ABC Soto, «se basa en la deteccion de oligomeros mal plegados de la proteina beta-amiloide. Estas estructuras son consideras las especies tóxicas que producen el daño neuronal en el cerebro de los pacientes. Estos oligomeros se forman durante el proceso de formacion y son los precursores de las placas de amiloides tipicas de la enfermedad de Alzheimer».

Hasta ahora uno de los mayores problemas en el tratamiento del alzhéimer es que es imposible identificar a los pacientes antes de que se desarrolle la enfermedad. «En la actualidad el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer se efectúa principalmente a través del examen clínico más el empleo de técnicas de escáneres cerebrales y mediciones en líquido cefalorraquídeo que recientemente se han establecido». según Soto, estos métodos en conjunto permiten el diagnóstico con una relativamente alta eficiencia. «El principal problema -explica- es que esto sólo se logra en pacientes sintómaticos, en los cuales ya hay un deterioro considerable del cerebro». Por eso, una de las prioridades es el desarrollo de métodos de diagnóstico bioquímico no invasivo que permitan detectar el proceso del alzhéimer mucho antes de la aparicion de los sintomas clinicos. «Creemos que esos oligómeros Aß pueden estar circulando décadas antes de que surjan los síntomas cognitivos», asegura Soto.

Vacas locas

En el nuevo estudio, Soto y sus colegas aplicaron una tecnología desarrollada hace tiempo para la detección de las proteínas mal plegadas responsables de las enfermedades causadas por priones , incluyendo la enfermedad de las vacas locas. La tecnología 'protein misfolding cyclic amplification' o PMCA funciona mediante la amplificación de proteínas mal plegadas existentes para luego romperlas en pedazos más pequeños. Cuando se mezclan con la proteína equivalente y normal, los fragmentos mal plegados actúan como semillas para la formación, en el caso de los oligómeros Aß , de grupos de amiloide como los que se encuentran en el cerebro de una persona con alzhéimer.

La tecnología PMCA puede detectar oligómeros Aß en concentraciones muy bajas. Y en este trabajo los investigadores han sido capaces de distinguir entre pacientes con enfermedad de Alzheimer y aquellos con otros trastornos neurodegenerativos o neurológicos con 90% de sensibilidad y 92% de especificidad mediante la aplicación de su prueba en muestras de líquido cefalorraquídeo.

El siguiente paso, dice Soto, es la adaptación de la tecnología para su uso con sangre u orina, algo que facilitaría el cribado en personas sanas para detectar signos bioquímicos de la enfermedad de Alzheimer. Ahora bien, advierte, «para llevarlo a la clínica habría que hacer muchos mas estudios para analizar la reproducibilidad del metodo y la sensibilidad y especificidad con muestras más grandes». También, señala, habría que analizar si el método es capaz de detectar oligomeros en personas con alto riesgo de desarrollar alzhéimer antes que los síntomas clínicos aparezcan. «Eso podría hacerse en personas afectadas por daño cognitivo leve o individuos que poseen mutaciones en algunos de los genes asociados al alzhéimer, es decir. la forma génetica de la enfermedad. Sin embargo, nuestro mayor esfuerzo en estos momentos es tratar de optimizar la PMCA para la deteccion de oligomeros de beta-amiloide en sangre, ya que esto permitirá el desarrollo de un método muchos menos invasivo para el diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer. En estos momentos no se sabe si estos oligomeros están presentes en la sangre, pero por lo que sabemos de la enfermedad utilizando modelos animales es posible que exista un equilibrio entre las poblaciones de beta-amiloide en cerebro y sangre. En orina es probablemente mas difícil aún, pero es algo que tambien intentaremos en el futuro, ya que hemos visto que la PMCA funciona bien para deteccion de priones en orina», afirma el investigador.

Si la investigación puede confirmar la utilidad de la prueba para la enfermedad de Alzheimer y tal vez para otras patologías, como la enfermedad de Parkinson, Soto dice que el test podría estar en el mercado en tan sólo tres años. Su equipo ya está involucrado en la comercialización de la tecnología PCMA para su aplicación en las enfermedades priónicas.

Toda la actualidad en portada

comentarios