Los universitarios siguen una dieta poco variada, pero tienen un peso normal
Aunque su dieta no es equilibrada, la mayoría de los universitarios tienen un peso normal - fotolia

Los universitarios siguen una dieta poco variada, pero tienen un peso normal

Los alimentos que más consumen son, en este orden, bollos, pavo, huevos y pan

Actualizado:

La mayoría de los universitarios españoles no cubre las recomendaciones de consumo de alimentos -sobre todo de legumbres, cereales, frutas y verduras-, aunque el 72 por ciento se encuentran dentro de la clasificación de peso normal, un 6% presenta peso insuficiente y un 20% sobrepeso u obesidad.

Son datos de la investigación «Hábitos alimentarios y estilos de vida de los universitarios españoles. Patrón de consumo de bebidas fermentadas», realizado con datos de 978 estudiantes de 21 universidades, que destaca que los jóvenes llevan una dieta poco variada, con un consumo de «sólo unos 13 alimentos al día».

«Los alimentos más consumidos por los universitarios son, en este orden, bollos, pavo, huevos y pan», ha explicado el catedrático de nutrición de la Universidad CEU San Pablo y coordinador del estudio, Gregorio Varela Moreiras, lo que implica un exceso de consumo en carnes y derivados, además de grasas y dulces.

El experto ha lamentado que en general los universitarios desayunan de forma poco adecuada para la etapa de desarrollo en la que se encuentran, «ya que su metabolismo requiere más calorías y nutrientes que en la población de mayor edad», lo que incide «en su rendimiento intelectual».

Nueve de cada diez declaran que «toman algo», pero sólo el 10 por ciento realiza un desayuno completo (con al menos 3 o 4 alimentos). Respecto al peso, la masa corporal se comporta mejor en los estudiantes que realizan más comidas al día, es decir, cinco veces, y también entre los que realizan más ejercicio.

De los jóvenes que han participado en el estudio, el 85 por ciento sigue viviendo con su familia y el 15 por ciento se ha desplazado a otra ciudad. «Los que siguen en casa tienen una percepción de que su dieta es mejor», ha señalado el profesor, aunque son los que viven fuera del hogar familiar los que se implican en la compra y elaboración de alimentos (en la encuesta sólo lo hace uno de cada cuatro).

Los que beben cerveza, más fieles a la dieta mediterránea

En relación con las bebidas, el agua es la más consumida, aunque en una cantidad por debajo de las recomendaciones en el 86 por ciento. De las bebidas fermentadas, es la cerveza, con una media de medio vaso al día y de forma mayoritaria en las comidas y en compañía de amigos. En este sentido, el estudio señala que entre los consumidores de cerveza se aprecia un índice de adecuación a la dieta mediterránea superior a los no consumidores.

Respecto a la actividad física, seis de cada diez realizan algún tipo de actividad deportiva habitualmente, que según el experto, «es un porcentaje menor respecto al que debería ser por su edad y estilo de vida».

El 25 por ciento de los universitarios son fumadores, con una media de 8 cigarrillos al día, y por sexo, más las mujeres. Los que realizan estudios en ciencias de la salud son los que menos fuman, que los que lo hacen en ciencias sociales y políticas.

La salud de la población universitaria es «aún aparentemente sana», señala la investigación, por lo que plantea aprovechar el momento para formar sobre hábitos de vida saludables.