Un grupo de personas se sumergen en las aguas del volcán de barro Tisdar en Rusia para tratar la artritis y otras patologías
Un grupo de personas se sumergen en las aguas del volcán de barro Tisdar en Rusia para tratar la artritis y otras patologías - ABC
publicado en nature

42 nuevos genes para entender y tratar mejor la artritis reumatoide

Un equipo internacional de 38 instituciones, entre ellas tres españolas, elaboran el mayor estudio genético de la enfermedad

Actualizado:

El mapa genético de la artritis reumatoide, la enfermedad que atenaza las articulaciones, está hoy más cerca de completarse. Investigadores de 38 instituciones científicas de siete países, entre ellos España, han identificado 42 nuevos genes relacionados con el riesgo a padecer esta patología. Con esta nueva lista de genes, se cuenta ya con un catálogo de cien genes implicados en la artritis.

Los detalles de este estudio, el mayor realizado hasta la fecha, se publican en la revista «Nature». Para identificarlos se ha debido hacer un estudio genético a gran escala de más de 100.000 personas en Europa, Asia y Estados Unidos, en cada uno de los cuales se han analizado alrededor de 10 millones de marcadores genéticos.

Vínculo con tumores en la sangre

El resultado es una información valiosa que permitirá seguir la huella genética de la artritis reumatoide. Y, no solo eso, porque por primera vez se han encontrado similitudes entre la enfermedad y algunos cánceres hematológicos. La buena noticia de este nuevo vínculo es que existen tratamientos eficaces para estos tumores «por lo que se abre la puerta a la utilización de estos fármacos contra la artritis», explica Jane Worthington, responsable del Centro de Genética y Genómica de la Universidad de Manchester, una de las instituciones que ha participado en la investigación.

Los genes hallados no son solo un puñado más de genes que mejoran el conocimiento de la enfermedad. Casi duplican el número de regiones genéticas conocidas y «supone un enorme avance en el conocimiento de los mecanismos biológicos alterados en los pacientes», apunta Javier Martín, del Instituto deParasitología y Biomedicina López Neyra, en Granada, otro de los autores.

Martín también pone el acento en la importancia que tendrá este trabajo en el desarrollo de nuevos medicamentos para mejorar la calidad de vida de los afectados por la artritis reumatoide.

Más frecuente en mujeres

La artritis reumatoide es una enfermedad sistémica autoinmune, lo cual significa que el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error al tejido sano. Afecta principalmente a las articulaciones y es más frecuente en mujeres. Suele aparecer en la edad media de vida con síntomas muy incapacitantes: rigidez de las articulaciones al despertarse, dolor articular, problemas de movimiento y deformidad de las articulaciones.

La enfermedad representa un gran costo socioeconómico y un impacto adverso en la calidad de vida de los pacientes. A pesar del gran desarrollo alcanzado en los últimos años en su tratamiento, es necesario el descubrimiento de nuevos fármacos más eficaces y específicos.