Última Hora La Policía registra el domicilio del expresidente catalán Jordi Pujol

TABAQUISMO

La población desconoce las sustancias tóxicas que se esconden tras los cigarrillos

La mayoría de la población, fumadora o no, sabe que el tabaco tiene nicotina, pero no que también contiene cianuro o arsénico

El tabaco contiene más de 70 sustancias carcinógenas
El tabaco contiene más de 70 sustancias carcinógenas - ARCHIVO

Fumar es, simple y llanamente, muy perjudicial para la salud. No en vano, los cigarrillos contienen más de 7.000 sustancias químicas entre las que, como alerta la Sociedad Americana Contra el Cáncer (ACS), se encuentran al menos 70 que son bien conocidas por causar enfermedades como el cáncer –los denominados ‘carcinógenos’– y distintas patologías pulmonares y cardiovasculares. Un riesgo, además, que no se limita al fumador, sino que también es compartido por su entorno. De hecho, el humo del tabaco contiene sustancias tan ‘poco saludables’ como el cianuro, el arsénico, el cromo o el amoníaco. Pero, ¿los fumadores están informados sobre el contenido de los cigarrillos? O dicho de otro modo, ¿saben realmente lo que están fumando? Pues según concluye un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (EE.UU.), parece que no. O así sucede, cuando menos, en Estados Unidos.

Como explica Marcella Boynton, directora de esta investigación publicada en la revista «BMC Public Health», «una información sobre los compuestos químicos del tabaco accesible para el público y una industria tabacalera más transparente harían que aquellas personas interesadas en conseguir esta información fueran menos proclives a iniciarse en el hábito o más proclives a dejar de fumar. Y es que, simplemente, estarían mejor informados sobre los compuestos tóxicos presentes en el tabaco».

Más que nicotina

Para llevar a cabo el estudio, los autores realizaron entrevistas telefónicas a un total de 5.014 adultos estadounidenses. Y para garantizar que la muestra fuera representativa de toda la población del país, incluyeron a participantes de todas las etnias y niveles socioeconómicos. Como indican los autores, «algunos de estos grupos, en los que se incluyen personas viviendo bajo el umbral de la pobreza y personas con un bajo nivel educativo, son los más afectados por el consumo de tabaco y sus riesgos asociados para la salud»

De acuerdo con los resultados, el 27,5% de los participantes aseguró haber buscado información sobre los diferentes compuestos químicos presentes en los cigarrillos y el humo del tabaco. Un porcentaje que, sorprendentemente, resultó mayor en el caso de los fumadores activos (34,3%) y de los adultos más jóvenes –edades entre los 18 y 25 años; 37,2%–. Por el contrario, la proporción de no fumadores que reconoció haber satisfecho su interés sobre la composición de los cigarrillos y del humo derivado de su consumo se redujo a un 26%.

Una información accesible sobre los componentes del tabaco a las personas menos proclives a empezar a fumarMarcella Boynton

En consecuencia, más de una cuarta parte de los adultos estadounidenses asegura –otra cosa es creérselo o no– haberse informado sobre el contenido de los cigarrillos, muy especialmente los más jóvenes y los que ya consumen estos productos. Pero, ¿están bien informados? Pues la verdad es que no. Y es que preguntados por los compuestos químicos presentes en el humo del tabaco, la gran mayoría de los encuestados solo supo aludir a la nicotina.

¿También en España?

Es más; los resultados revelaron que hasta un 54,8% de los participantes exigía una mayor información sobre el contenido de los cigarrillos en las propias cajetillas, mientras que un 28,7% preferiría que la información pudiera consultarse en internet. Un aspecto destacable dado que un mayor conocimiento sobre los productos del tabaco podría ‘empujar’ a un 80% a cumplir su anhelo: dejar de tabaco.

En definitiva, concluye Marcella Boynton, «la mayoría del público estadounidense quiere un acceso fácil a la información sobre los compuestos químicos de los cigarrillos y de otros productos del tabaco. Por ello, debe requerirse que la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) incremente su actividad para que la información sobre estos compuestos llegue a todos los segmentos de la población, especialmente a aquella más vulnerable al consumo del tabaco y a sus riesgos asociados».

Evidentemente, los resultados, y por tanto las recomendaciones consiguientes, se limitan a la población de Estados Unidos. Pero, ¿podrían también aplicarse a nuestro país? Para ello, tan solo hay que responder a una pregunta: ¿conoce Ud. qué compuestos químicos contienen los cigarrillos?

Toda la actualidad en portada

comentarios