ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Los suplementos de vitamina D ayudan a prevenir la esclerosis múltiple en mujeres

Las mujeres con deficiencia de vitamina D tienen una probabilidad hasta un 43% de desarrollar la enfermedad que aquellas con niveles normales

Neuronas
Neuronas - ARCHIVO

Distintas investigaciones han constatado que las personas con unos bajos niveles de vitamina D en la sangre presentan un mayor riesgo de desarrollar esclerosis múltiple, enfermedad neurodegenerativa autoinmune que padecen cerca de 47.000 españoles, en su gran mayoría mujeres, y para la que aún no existe cura. Y a ello se aúna que, como han mostrado otros estudios, la toma de suplementos de esta vitamina ayuda a paliar los síntomas asociados a la enfermedad. Entonces, y dado que parece claro que existe una relación entre la esclerosis múltiple y la vitamina D, ¿sería posible identificar a las personas en riesgo de desarrollar la patología a través de un simple análisis de la concentración de esta proteína en su sangre? Un avance que resultaría muy importante dado que permitiría a la población en riesgo tomar medidas, caso muy probablemente la toma de suplementos de vitamina D, para prevenir su aparición. Y según muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Salud Pública T.H Chan de la Universidad de Harvard en Boston (EE.UU.), sí.

Como explica Kassandra Munger, directora de esta investigación publicada en la revista «Neurology», «los estudios publicados hasta el momento en los que se sugiere que los niveles sanguíneos de vitamina D pueden predecir el riesgo son escasos y pequeños. En este sentido, nuestro trabajo, llevado a cabo con un gran número de mujeres, sugiere que la corrección de la deficiencia de vitamina D en mujeres jóvenes y de mediana edad podría reducir su futuro riesgo de esclerosis múltiple».

Deficiencia vitamínica

En la nueva investigación, los autores analizaron las muestras de sangre tomadas para la realización de test prenatales a más de 800.000 mujeres finlandesas. Y asimismo, compararon las muestras de 1.092 participantes que acabaron siendo diagnosticadas de esclerosis múltiple –el periodo promedio del diagnóstico se estableció en nueve años tras la extracción sanguínea– con las de 2.123 que no desarrollaron la enfermedad.

Los resultados mostraron que el 58% de las mujeres diagnosticadas de esclerosis múltiple presentaban una deficiencia de vitamina D –definida como unos niveles inferiores a 30 nanomoles por litro (nmol/L)–. Un porcentaje, por su parte, que se estableció en el 52% de las participantes sin la enfermedad.

La corrección de la deficiencia de vitamina D en mujeres jóvenes y de mediana edad podría reducir su futuro riesgo de esclerosis múltipleKassandra Munger

Como indican los autores, «las mujeres con unos niveles deficientes de vitamina D tenían un riesgo un 43% de padecer esclerosis múltiple que aquellas con unos niveles normales de la vitamina. Y asimismo, un riesgo un 27% superior que las participantes con niveles insuficientes de vitamina D, esto es, entre 30 y 49 nmol/L».

Por tanto, y atendiendo a que los niveles de vitamina D condicionan la probabilidad de aparición de la enfermedad, ¿es posible que tomar suplementos con la vitamina reduzca este riesgo? Pues sí. De hecho, como apuntan los propios investigadores, «cada incremento de 50 nmol/L en los niveles de vitamina D en sangre conlleva una reducción del 39% del futuro riesgo de desarrollar esclerosis múltiple».

¿Y en varones?

Y llegados a este punto, ¿qué pasa con los varones? ¿Los suplementos con la vitamina también tienen un efecto protector? Pues la verdad es que no se sabe, pues todos los participantes del estudio eran mujeres. Por tanto, hacen falta más investigaciones. También con féminas, pues según refieren los investigadores, «las muestras de sangre fueron tomadas una media de nueve años antes del diagnóstico de la esclerosis múltiple, por lo que es posible que algunas mujeres ya padecieran la enfermedad en el momento de la extracción y no presentaran síntomas».

Como concluye Kassandra Munger, «se requieren más estudios para establecer la dosis óptima de vitamina D para reducir el riesgo de esclerosis múltiple. Sea como fuere, esforzarse para que una persona tenga unos niveles suficientes a lo largo de toda su vida parece tener múltiples beneficios para su salud».

Toda la actualidad en portada

comentarios