Suplementos nutricionales
Suplementos nutricionales - WIKIMEDIA
DEPRESIÓN

Los suplementos nutricionales potencian la eficacia de los antidepresivos

Un nuevo estudio demuestra que los suplementos nutricionales, muy especialmente los que contienen ácidos omega 3, mejoraran la eficacia de los fármacos para la depresión

MADRIDActualizado:

Los ácidos omega 3, tipo de ácidos grasos poliinsaturados presentes fundamentalmente en el pescado, son muy beneficiosos para la salud de nuestro cerebro. No en vano, y entre otros efectos positivos, podrían retrasar el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y de la esquizofrenia. Y a todo ello se aúna que los suplementos nutricionales con ácidos grasos omega 3 también parecen aumentar la eficacia de los antidepresivos. Así lo muestra un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Melbourne (Australia), en el que se observa que los suplementos que contienen s-adenosil metionina, metilfolato –el metabolito activo de los folatos– o vitamina D también potencian el efecto de los fármacos para tratar la depresión. Un aspecto importante dado que en nuestro país conviven a día de hoy más de 2,5 millones de personas aquejadas de este trastorno mental.

Como explica Jerome Sarris, director de esta investigación publicado en la revista «The American Journal of Psychiatry», «la evidencia más consistente en nuestro estudio fue que cuando son administrados en combinación con los antidepresivos, los ácidos omega 3 del aceite de pescado tienen un efecto significativo sobre el placebo. Es cierto que muchos estudios ya habían mostrado que estos ácidos son muy buenos para la salud cerebral y la mejora del estado de ánimo, pero el nuestro es el primer trabajo en el que se analizan los estudios en los que se utilizaron en combinación con fármacos antidepresivos».

Tratamiento ‘suplementado’

Para llevar a cabo el estudio, los autores analizaron los resultados de 40 ensayos clínicos desarrollados para evaluar si la adición de suplementos nutricionales a los fármacos antidepresivos –concretamente, a los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), los inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN) y los tricíclicos– conllevaba alguna mejoría en el abordaje de la depresión.

Y como destaca Jerome Sarris, «la diferencia en los pacientes que tomaban antidepresivos y ácidos omega 3 en lugar de placebo fue muy significativa. Este es un hallazgo muy alentador porque nos ofrece un enfoque terapéutico basado en la evidencia y seguro que podría ser considerado el tratamiento convencional para esta enfermedad».

Numerosos estudios ya habían mostrado que los ácidos omega 3 son muy buenos para la salud cerebral y la mejora del estado de ánimoJerome Sarris

Es más; los resultados también muestran el efecto positivo de la adición de vitamina D, metilfolato o s-adenosil metionina al tratamiento antidepresivo. Un beneficio, por el contrario, que no se observó con el ácido fólico o el inositol.

Como incide el director de la investigación, «millones de personas de todo el mundo toman antidepresivos, pero un gran porcentaje no logra una remisión de la enfermedad a pesar de la medicación. Ahora, nuestro estudio ofrece un nuevo enfoque con un potencial real para mejorar la salud mental de los pacientes que no logran una respuesta adecuada con los antidepresivos».

Consulte con su médico

Los beneficios asociados a los suplementos nutricionales son, en teoría, tan numerosos como variados. Unos beneficios que, sin embargo, no dejan en muchos casos de ser únicamente ‘supuestos’ al no contar con el necesario respaldo científico. Es decir, no han sido demostrados en ningún estudio, razón por la que los médicos se muestran reticentes a la hora de recetarlos. Pero no ocurre así con los ácidos grasos omega 3, sobre los que las evidencias científicas son tan numerosas como contundentes.

Como indica Jerome Sarris, «los médicos de cabecera son conscientes de los beneficios de los ácidos grasos omega 3, pero no así sobre el hecho de que pueden combinarlos con los fármacos antidepresivos para, cuando menos potencialmente, mejorar los resultados clínicos».

Entonces, ¿debe recomendarse que los pacientes en tratamiento con antidepresivos tomen suplementos nutricionales con ácidos omega 3? Sí, pero siempre una vez lo hayan consultado con sus médicos.

Como concluye Jerome Sarris, «en ningún caso le estamos diciendo a la gente que corra a comprar un cubo de suplementos nutricionales. La posibilidad de iniciar o cambiar un tratamiento debe ser siempre consultada con el médico».