ARCHIVO
INVESTIGACIÓN

Las mitocondrias, claves para un envejecimiento saludable

La manipulación de las redes mitocondriales, ya sea por restricción dietética o por manipulación genética que la imite, puede aumentar la esperanza de vida y promover la salud

MADRIDActualizado:

La clave de una vejez saludable podría residir en las mitocondiras, la centrales de energía de nuestro organismo. Un estudio realizado en la Universidad de Harvard (EE.UU.) ha comprobado que la manipulación de las redes mitocondriales, ya sea por restricción dietética o por manipulación genética que la imite, puede aumentar la esperanza de vida y promover la salud.

El estudio, publicado «Cell Metabolism», muestra más información sobre la biología básica involucrada en la disminución de la capacidad de las células para procesar energía a lo largo del tiempo, lo que conduce al envejecimiento y enfermedades relacionadas con la edad, y cómo intervenciones tales como periodos de ayuno promueven un envejecimiento saludable.

Las mitocondrias existen en redes que cambian de forma en función de la demanda de energía. Su capacidad para hacerlo disminuye con la edad, pero el impacto que esto tiene sobre el metabolismo y la función celular no se conocía. En este estudio, los investigadores han hallado un vínculo causal entre los cambios dinámicos en las formas de las redes mitocondriales y la longevidad.

Utilizando el modelo 'C. Elegans' (gusanos nematodos), que viven solo dos semanas y permiten el estudio del envejecimiento en tiempo real en el laboratorio, los investigadores encontraron que restringir la dieta de los gusanos o imitar la restricción dietética a través de la manipulación genética de una proteína sensible a la energía llamada proteína quinasa activada por AMP (AMPK) mantenía las redes mitocondriales en un estado fusionado o «juvenil». Además, descubrieron que estas redes juveniles elevan la esperanza de vida al comunicarse con los orgánulos llamados peroxisomas para modular el metabolismo de las grasas.

Los investigadores encontraron que restringir la dieta de los gusanos o imitar la restricción dietética a través de la manipulación genética de una proteína sensible a la energía llamada proteína quinasa activada por AMP

«Las condiciones de baja energía como la restricción dietética y el ayuno intermitente han demostrado previamente promover un envejecimiento saludable. Comprender por qué es así es un paso crucial para poder aprovechar los beneficios terapéuticamente -afirma la autora principal del estudio, Heather Weir- Nuestros hallazgos abren nuevos caminos en la búsqueda de estrategias terapéuticas que reducirán nuestra probabilidad de desarrollar enfermedades relacionadas con la edad a medida que envejecemos».

«Aunque el trabajo anterior ha demostrado cómo el ayuno intermitente puede retrasar el envejecimiento, solo estamos empezando a comprender la biología subyacente», explica William Mair. «Nuestro trabajo muestra lo clave que es la plasticidad de las redes de mitocondrias para los beneficios del ayuno. Si bloqueamos las mitocondrias en un estado, bloqueamos por completo los efectos del ayuno o la restricción dietética sobre la longevidad», añade.

El paso siguiente incluye probar el papel que las redes mitocondriales tienen en el efecto del ayuno en los mamíferos, y si los defectos en la flexibilidad mitocondrial podrían explicar la asociación entre la obesidad y el aumento del riesgo de enfermedades relacionadas con la edad.