Cáncer de mama
Cáncer de mama - ARCHIVO
CÁNCER DE MAMA

¿Mastectomía o tratamiento conservador en el cáncer de mama? Depende de la edad

El tratamiento conservador se asocia a una mayor mortalidad que la mastectomía en mujeres menores de 45 años con cáncer de mama de bajo riesgo

MADRIDActualizado:

Cada año se diagnostican en nuestro país más de 25.000 nuevos casos de cáncer de mama, la enfermedad oncológica más frecuente en la población femenina. Y en los casos en los que este cáncer es diagnosticado de forma precoz, es decir, cuando aún no se ha extendido a los ganglios de las axilas, las pacientes pueden optar, siempre asesoradas por sus médicos, por la extirpación del tumor seguido de radioterapia (tratamiento conservador) o por la extirpación de la mama (mastectomía). Entonces, ¿qué procedimiento se debe elegir? Pues según un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Universitario de Aarhus(Dinamarca), depende de la edad de la paciente. Y es que si bien ambas intervenciones resultan igual de eficaces en las mujeres mayores de 45 años, en aquellas que no han alcanzado esta edad debe recomendarse la mastectomía.

Concretamente, los resultados del estudio, presentados en el marco del 35 Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Radioterápica (ESTRO) que se está celebrando en Turín (Italia), muestran que las mujeres menores de 45 años con cáncer de mama de bajo riesgo –es decir, cuando el tumor tiene un diámetro inferior a 5 centímetros y no hay ganglios afectados– que optan por recibir tratamiento conservador de la mama con radioterapia tienen un riesgo un 13% mayor de recurrencia –el tumor vuelve a aparecer en el mismo sitio– durante un período de 20 años que aquellas que se han sometido a una mastectomía. Es más; esta recurrencia local también duplica el riesgo de que el tumor se expanda a otros órganos –la consabida ‘metástasis’–, y el riesgo de mortalidad es en torno a un 66% superior para las mujeres que han recibido tratamiento conservador en lugar de una mastectomía.

Sin embargo, y por lo que respecta a las pacientes mayores de 45 años, las tasas de recurrencia, metástasis y mortalidad fueron similares con independencia de que recibieran tratamiento conservador de la mama con radioterapia o fueran sometidas a una mastectomía.

Cuestión de edad

Para llevar a cabo el estudio, los autores siguieron la evolución durante dos décadas de 1.076 mujeres danesas diagnosticadas de cáncer de mama de bajo riesgo entre los años 1989 y 1998. Un total de 712 participantes fueron sometidas a mastectomía, mientras que las 364 mujeres restantes recibieron tratamiento conservador de la mama con radioterapia. Sin embargo, ninguna de las pacientes fue tratada con quimioterapia, pues en aquel momento se consideraba que las terapias sistémicas –esto es, que afectan a todo el organismo– no conllevaban ningún beneficio en el cáncer de mama de bajo riesgo.

Concluidos los 20 años de seguimiento, el porcentaje de recurrencias locales fue de un 18% en el caso del tratamiento conservador y de un 6,7% tras la mastectomía.

Ofrecer tratamiento conservador con radioterapia a las mayores de 45 años con cáncer de mama de bajo riesgo es seguroTinne Laurberg

Como explica Tinne Laurberg, directora del estudio, «nuestros resultados muestran que la recurrencia local no se asoció con la aparición de metástasis en las pacientes mayores de 45 años que recibieron tratamiento conservador de la mama con radioterapia. Además, no se observaron diferencias en la mortalidad a los 20 años entre la mastectomía y el tratamiento conservador. Así, nuestros hallazgos coinciden con los datos a largo plazo comunicados por varios ensayos clínicos aleatorizados, por lo que confirman que ofrecer tratamiento conservador con radioterapia adyuvante a las pacientes mayores con cáncer de mama y ganglios negativos es un procedimiento seguro».

Por el contrario, apunta la investigadora, «en las pacientes menores de 45 años, la recurrencia local estuvo asociada con metástasis a órganos distantes. Además, las pacientes tratadas con tratamiento conservador tenían un mayor riesgo de mortalidad por cualquier causa durante los siguientes 20 años que aquellas sometidas a mastectomía».

‘Moda’ conservadora

En definitiva, y a la luz de las evidencias, los autores esperan que el impacto negativo del tratamiento conservador de la mama sobre las mujeres menores de 45 años sea tenido en cuenta en las futuras guías de práctica clínica que se están elaborando para mejorar el abordaje de estas pacientes.

No en vano, como concluye Philip Poortmans, presidente de la Sociedad Europea de Oncología Radioterápica (ESTRO), «estos resultados podrían interpretarse como una señal de alerta sobre los posibles riesgos asociados con la reciente tendencia a utilizar tratamientos menos agresivos en el cáncer de mama, muy especialmente de aquellos dirigidos al área del tumor primario».