Paciente con insomnio
Paciente con insomnio - ARCHIVO
INSOMNIO

El insomnio podría ser la consecuencia de un daño en las conexiones cerebrales

Los pacientes con insomnio muestran alteraciones en las fibras de la materia blanca cerebral que no se observan en las personas sin el trastorno

MADRIDActualizado:

El insomnio es un trastorno del sueño definido como la incapacidad para permanecer dormido durante toda la noche o para concebir el sueño durante un período superior a 30 días. Un trastorno del sueño que, además de asociarse a una mayor fatiga diurna y una mayor irritabilidad, conlleva un mayor riesgo de deterioro cognitivo y de distintos problemas de salud mental, caso de la depresión y la ansiedad. Sin embargo, el origen del insomnio ‘primario’ –esto es, el insomnio per se y no la falta de sueño por otra entidad, caso por ejemplo del dolor– aún no ha sido identificado, lo que dificulta notablemente su tratamiento. Y en este contexto, investigadores del Hospital Provincial Nº 2 de Cantón (China) han identificado que los pacientes con insomnio presentan alteraciones en las fibras de la sustancia blanca cerebral, sugiriendo un posible origen neurológico del trastorno.

Como explica Shumei Li, directora de esta investigación publicada en la revista «Radiology», «si bien el insomnio es un trastorno muy prevalente, sus causas y consecuencias permanecen desconocidas. Y en este contexto, las fibras de la materia blanca son haces de axones neuronales que conectan las distintas partes del cerebro, por lo que un daño en estas fibras supone una interrupción de las comunicaciones cerebrales».

Materia blanca ‘alterada’

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores contaron con la participación de 23 pacientes con insomnio y 30 voluntarios sanos que cumplimentaron distintos cuestionarios para evaluar su salud mental y sus patrones de sueño. Es más; todos los participantes fueron sometidos a pruebas de ‘imagen de tractografía por tensor de difusión’, tipo de prueba de imagen por resonancia magnética que permite evaluar de forma específica la integridad de las fibras de la materia o sustancia blanca cerebral.

Los resultados mostraron que, comparados frente a los sujetos normales, los pacientes con insomnio tenían alteraciones de la sustancia blanca en distintas regiones cerebrales, caso del tálamo –la región cerebral implicada en la regulación del sueño y la vigilia.

Como refiere Shumei Li, «los daños observados en las fibras de la materia blanca están principalmente implicados en la regulación del sueño y de la vigilia, de la función cognitiva y de la función sensomotora. Así, la implicación del tálamo en el origen del insomnio resulta especialmente crucial, pues el tálamo juega un papel muy relevante en el reloj biológico del organismo».

El daño en las fibras de la materia blanca supone una interrupción de las comunicaciones cerebralesShumei Li

Es más; las alteraciones en el tálamo y el cuerpo calloso –esto es, la estructura de materia blanca de mayor tamaño en el cerebro humano– se asociaron directamente con la duración del insomnio de los pacientes.

Posible pérdida de mielina

Y estas alteraciones de las fibras de la materia blanca, ¿a qué se deben? Pues según apuntan los autores, «hemos observado que la causa subyacente para estas alteraciones en la integridad de la materia blanca en los pacientes con insomnio se debe a la pérdida de la mielina, es decir, de la capa protectora que rodea a las fibras nerviosas».

Sin embargo, los propios investigadores piden cautela a la hora de interpretar sus resultados, dado que «se requieren estudios con una muestra mayor de pacientes para aclarar esta relación entre el insomnio y la alteración de la integridad de la materia blanca cerebral».