Plaquetas
Plaquetas - ARCHIVO
CÁNCER

El exceso de plaquetas en sangre podría alertar de la presencia de un cáncer

Los pacientes con trombocitosis deben ser sometidos a pruebas para confirmar o descartar el desarrollo de una enfermedad oncológica

MADRIDActualizado:

La trombocitosis es una condición caracterizada por la presencia de una cifra elevada de plaquetas en sangre. Una ‘condición’, que no necesariamente una enfermedad, totalmente asintomática y que afecta a hasta un 2% de la población mayor de 40 años. Pero cuidado: la trombocitosis puede ser muy peligrosa y potencialmente mortal. Y es que este exceso de plaquetas puede conllevar un mayor riesgo de formación de coágulos y trombos sanguíneos, aumentando así la probabilidad de que el paciente sufra un infarto de miocardio, un ictus o una embolia pulmonar. Pero aún hay más. Según concluye un estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter (Reino Unido), esta trombocitosis podría estar alertando del desarrollo de un cáncer varios meses antes de que aparezcan los síntomas. Tal es así que, detectado este exceso de plaquetas, los pacientes deberían ser sometidos a pruebas para confirmar o descartar la presencia de un tumor.

Como explica Sarah Bailey, directora de esta investigación publicada en la revista «British Journal of General Practice», «sabemos que el diagnóstico precoz es absolutamente clave para la supervivencia en el cáncer. Nuestro trabajo sugiere que un número substancial de personas pueden obtener su diagnóstico de cáncer hasta tres meses antes si la presencia de trombocitosis induce la búsqueda de una posible enfermedad oncológica. Este tiempo puede suponer una diferencia vital para lograr un diagnóstico temprano».

Exceso de plaquetas

Para llevar a cabo el estudio, los autores recurrieron a una base de datos en la que en torno a un 8% de los médicos de cabecera británicos cuelgan los historiales médicos de sus pacientes –sin registrar los datos personales, por lo que los historiales son siempre ‘anónimos’–. Y lo que hicieron fue comparar los historiales de 30.000 pacientes con trombocitopenia y de 8.000 personas con unos recuentos plaquetarios normales.

Los resultados mostraron que en torno a un 1% de la población acaba desarrollando un tumor. Un porcentaje que, en caso de solicitud, por la causa que sea, de un análisis de sangre por el médico de cabecera se eleva hasta un 4% en el caso de los varones y un 2% en el de las mujeres.

Nuestros resultados muestran una fuerte asociación entre la trombocitosis y el cáncer, sobre todo en varonesWillie Hamilton

Es más; de acuerdo con los resultados, el 11% de los varones y el 6% de las mujeres mayores de 40 años que tienen trombocitosis son diagnosticados de un cáncer en un plazo de 12 meses. Unos porcentajes que se establecen, respectivamente, en un 18% y un 10% en el caso de que se confirme un segundo recuento elevado de plaquetas en un plazo de seis meses.

Y en este contexto, ¿cuáles son los tumores más frecuentemente asociados a la trombocitosis? Pues sobre todo los de pulmón y colorrectal. De hecho, hasta un tercio de los pacientes con trombocitosis y cáncer de pulmón o colorrectal no presentaban ningún otro signo o síntoma aparte del exceso de plaquetas que pudiera hacer sospechar al médico de la presencia del tumor.

Salvar vidas

En definitiva, la detección de una cifra elevada de plaquetas podría estar alertando del desarrollo de un tumor aún asintomático. Tal es así que, como indican los autores, «los médicos de cabecera deberían considerar un posible diagnóstico de cáncer en los pacientes con trombocitosis inesperada para así aumentar los diagnósticos precoces y, potencialmente, salvar vidas».

Como concluye Willie Hamilton, co-autor de la investigación, «en Reino Unido nos encontramos muy por detrás de otros países desarrollados en la detección temprana del cáncer. Y solo en 2014, 163.000 personas fallecieron en nuestro país a consecuencia de una enfermedad oncológica. Nuestros resultados muestran una fuerte asociación entre la trombocitosis y el cáncer, sobre todo en varones. Una asociación que es mucho contundente más que la que existe entre la presencia de un bulto en el pecho y el cáncer de mama en mujeres. Por tanto, es crucial que evaluemos la presencia de un cáncer tras detectar la trombocitosis, pues podría salvar cada año cientos de vidas solo en Reino Unido».