NANOTECNOLOGÍA

El cáncer de pulmón y la EPOC se tratarán en un futuro próximo con nanofármacos

Las universidades de Harvard y de Malaya unen sus fuerzas para acelerar el desarrollo de la nanomedicina

El consumo de tabaco es responsable del 80% de los casos de EPOC
El consumo de tabaco es responsable del 80% de los casos de EPOC - PIXABAY

A día de hoy, el tratamiento de numerosas enfermedades pulmonares como el cáncer de pulmón o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) viene establecido por la administración de fármacos por vía inhalada. No en vano, esta vía permite que el fármaco se administre directamente en el pulmón y, por tanto, se logre un efecto terapéutico más rápido. El problema, sin embargo, es que las partículas que producen los inhaladores o aerosoles son demasiado grandes, lo que conlleva que la mayor parte del fármaco se deposite en las vías respiratorias altas –y, por tanto, no alcance el pulmón.

En definitiva, el tamaño importa. Entonces, ¿cuál sería la posible solución? Pues simplemente, consistiría en desarrollar fármacos de tamaño ínfimo: los denominados ‘nanofármacos’, cuyo tamaño no excede de los 100 nanómetros –un nanómetro (nm) equivale a una mil millonésima parte de un metro–. Y para ello, la Universidad de Harvard en Boston (EE.UU.) y la Universidad de Malaya en Kuala Lumpur (Malasia) han unido sus fuerzas y conocimientos para potenciar el desarrollo de la ‘nanomedicina’ y de sus ‘nanofármacos’.

Como destaca Zakri Abdul Hamid, asesor científico del Primer Ministro de Malasia, «la nanotecnología está logrando un impacto significativo en el cuidado de la salud no solo mediante la mejora del diagnóstico y seguimiento de las enfermedades, sino también al posibilitar nuevos enfoques en medicina regenerativa y administración de fármacos».

El tamaño importa

Como recuerda Joseph Brain, director científico de esta nueva alianza malayo-americana, «cada día, los humanos respiramos en torno a 20.000 litros de aire cargado de bacterias y virus». Así se comprende que la epidemia más mortal hasta ahora conocida se transmitiera por vía aérea –la consabida ‘gripe española’, pandemia de gripe especialmente virulenta que hace casi un siglo acabó con la vida de varias decenas de millones de personas en todo el mundo.

Y en este contexto, los investigadores de la alianza aseguran que «los nanofármacos inhalados nos ayudarán a prevenir y tratar estas situaciones en el futuro, dado que podrán alcanzar sus dianas con mucha mayor celeridad que los fármacos de administración oral o, incluso, intravenosa».

Los humanos respiramos cada día en torno a 20.000 litros de aire cargado de bacterias y virusJoseph Brain

Un avance, además, que resulta especialmente notable en el tratamiento del cáncer de pulmón, dado que como explica Joseph Brain, «nuestros experimentos han demostrado que cuando un fármaco se administra directamente el tracto respiratorio alcanza concentraciones farmacológicas mucho más elevadas en el sitio diana».

Todo ello sin olvidar, asimismo, el papel llamado a jugar por la nanomedicina en el abordaje de la EPOC, una enfermedad que padecen cerca de 235 millones de todo el mundo y que está causada en un 80% de los casos por la exposición al tabaco. Además, la EPOC, que ya en la actualidad es la cuarta causa global de muerte con cerca de 3 millones de decesos anuales, será en 2030 la tercera enfermedad más letal del planeta.

Toda la actualidad en portada

comentarios