Flora intestinal
Flora intestinal - ARCHIVO
DIABETES

Las bacterias de la flora intestinal pueden ayudar a prevenir la diabetes tipo 2

El ácido indolpropiónico, metabolito producido por las bacterias de la flora intestinal, parece promover la secreción de insulina por las células beta de los islotes pancreáticos

MADRIDActualizado:

Investigadores de la Universidad de Finlandia Oriental en Joensuu (Finlandia) han descubierto que niveles elevados en sangre de ácido indolpropiónico, un metabolito producido por las bacterias de la flora intestinal, puede asociarse a un menor riesgo de desarrollo de diabetes tipo 2. Así, y dado que la producción de este compuesto puede verse también reforzada por una dieta rica en fibra, los autores creen que este nuevo hallazgo constata el papel beneficioso que puede jugar la microbiota intestinal sobre la salud.

Como explica Kati Hanhineva, directora de esta investigación publicada en la revista «Scientific Reports», «nuestro trabajo sugiere que el ácido indolopropiónico puede ser un factor que medie en el efecto protector de la dieta y de las bacterias intestinales».

Menor riesgo de diabetes

Los autores compararon dos grupos que participaron en un estudio finlandés de prevención de la diabetes y en el que los 200 participantes presentaban sobrepeso y una alteración de la tolerancia a la glucosa en el momento de su reclutamiento.

Los autores midieron el perfil de diferentes metabolitos en sangre tanto en los participantes que acabaron desarrollando diabetes durante los primeros cinco años de seguimiento como en aquellos que, por el contrario, seguían libres de enfermedad después de 15 años.

El ácido indolopropiónico puede ser un factor que medie en el efecto protector de la dieta y de las bacterias intestinalesKati Hanhineva

Los resultados mostraron que las mayores diferencias en los perfiles metabólicos de ambos grupos de participantes se observaron en las concentraciones de ácido indolopropiónico y de determinados metabolitos lipídicos.

Concretamente, el ácido indolopropiónico es un metabolito producido por las bacterias de la flora intestinal, y una dieta rica en cereales o fibra también aumenta su producción. Un aspecto ciertamente importante dado que su mayor concentración en sangre parece promover la secreción de insulina por parte de las células beta pancreáticas, lo que podría explicar ese efecto protector.

Tras estos datos, los autores quisieron ver si esta asociación entre el ácido indolopropiónico y el riesgo de diabetes también se observaba en otros dos estudios, constatando que era igualmente beneficioso contra la enfermedad. Es más; en estas nuevas investigaciones también se identificaron otros metabolitos lipídicos cuyas concentraciones elevadas se asociaban con una mejoría de la resistencia a la insulina y un menor riesgo de diabetes.

Además, las concentraciones de estos metabolitos también se asociaron con la grasa dietética, hasta el punto de que cuanto menor era la cantidad de grasa saturada en la dieta, mayores eran sus niveles. Y de manera similar a como sucedía con el ácido indolpropiónico, estas concentraciones elevadas también parecían proteger contra la inflamación de bajo grado.