Tener un perro reduce el riesgo de morir por cualquier causa

Según concluye un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia), las personas que poseen un perro tienen un riesgo notablemente inferior de desarrollar una patología cardiovascular.

Actualizado:

Las enfermedades cardiovasculares constituyen, con cerca de 17,5 millones de decesos solo en 2012, la primera causa de mortalidad global. De hecho, y según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), estas patologías se encuentran detrás de casi uno de cada tres fallecimientos que se registran en el mundo. Concretamente, son responsables del 31% de las muertes que acaecen en el planeta, y parece que su impacto futuro será incluso mayor. Pero, ¿qué se puede hacer para reducir estas cifras? Pues básicamente, adoptar una vida saludable. Pero aún hay más. Parece que tener un perro ayuda, y mucho, a reducir esta mortalidad cardiovascular. Y es que según concluye un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia), las personas que poseen un perro tienen un riesgo notablemente inferior de desarrollar una de estas patologías y, lo que es incluso más importante, de morir por cualquier causa –cardiovascular o no.Como explica Mwenya Mubanga, director de esta investigación publicada en la revista «Scientific Reports», «un hallazgo muy interesante de nuestro estudio es que tener un perro se mostró como un factor especialmente protector en las personas que viven solas. Un aspecto a tener en cuenta dado que ya se sabe que la población que vive sola tiene un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte. Así, quizás los perros sean un importante miembro de la familia en los hogares unifamiliares».