Paciente de la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe, en Bormujos
Paciente de la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe, en Bormujos - JUAN JOSÉ ÚBEDA
Congreso Internacional

Futuro esperanzador para lesionados medulares parciales

El doctor estadounidense Reggie Edgerton ha logrado que cinco pacientes con parálisis completa muevan las piernas

MADRIDActualizado:

Los últimos avances en tratamiento para lesionados de médula abren la puerta a un futuro esperanzador para estos pacientes. El doctor estadounidense Reggie Edgerton, que ha logrado que cinco pacientes con parálisis completa muevan las piernas, abría hoy el III Congreso Internacional de Reparación de la Médula Espinal, organizado por la fundación española Step by Step, asegurando que los últimos avances apuntan a que los «lesionados de médula con algún control voluntario sobre su cuerpo llegarán a andar y tendrán así independencia relativa».

El doctor y profesor del Departamento de Neurobiología de la Universidad de California en Los Ángeles abría con esta buena noticia el congreso en el que se darán a conocer las mejoras para recuperar la función de la médula espinal durante hoy y mañana en el recinto modernista del Hospital de Sant Pau de Barcelona.

«Aplicamos corriente eléctrica a la médula, encima de la piel de la columna, lo que permite al individuo recuperar control voluntario sobre parte de su cuerpo», ha afirmado Edgerton, ayudándose de un vídeo en el que aparecen sus propios pacientes moviendo las piernas y manteniéndose de pie mientras lanzan una pelota a la pared.

De este modo «la estimulación transcutánea permite que se activen circuitos que vuelven a conectar el cerebro a las neuronas que controlan los músculos», ha subrayado Edgerton.

El doctor ha destacado también que «si se combina esta estimulación con un exoesqueleto robótico, con el que ya pueden andar algunos lesionados de médula en tratamiento, el paciente puede mejorar progresivamente sus movimientos».

«Con todo, queremos que esta práctica sirva solo como rehabilitación, para que más tarde el individuo pueda hacer todo el trabajo solo y sin ayuda de ningún robot», ha señalado.

Sobre la posibilidad de que los lesionados de médula espinal lleguen a andar, el doctor estadounidense ha aclarado que «depende de la severidad de la lesión, aunque con el avance de métodos no quirúrgicos como el nuestro hemos descubierto que todo es mucho más fácil».