Cinco buenos motivos para iniciarte en el pádel

El pádel está de moda. Es el deporte del momento, el que practican desde las personalidades de cualquier ámbito hasta tu amigo de la infancia

Actualizado:

El pádel está de moda. Es el deporte del momento, el que practican desde las personalidades de cualquier ámbito hasta tu amigo de la infancia. Si te falta un pequeño empujón para decidirte finalmente, presta atención porque estos cinco argumentos te llevarán a engancharte a un deporte que cada vez practica más gente.

Mantener y potenciar la forma física

El pádel no es un deporte extremo, pero sí es una actividad física exigente que requiere de mucho movimiento y que permite tonificar los músculos y mejorar la forma física. Es más bien una actividad aeróbica pero con parones y recuperaciones que ayudan a quemar grasa y a alcanzar y mantener una buena forma física que vas a agradecer especialmente ahora que llega el verano.

Conocer gente

El pádel es el mejor deporte para hacer nuevas amistades. Ésta es, precisamente, una de las claves de su éxito. La concertación de partidas con jugadores del mismo nivel permite conocer a gente nueva con la que no tenías ninguna relación y abrir muchísimo tu abanico de amistades. Más aún si juegas en pareja que suele ser lo más habitual. Y si además de conocer gente te gustaría algo más... sí, el pádel también es ideal para ligar y establecer relaciones algo más que personales.

Barato

Hace tiempo que la inmerecida fama de deporte con un punto elitista que acompañó al pádel en su llegada a España en los 80 quedó atrás. Hoy en día son más de cuatro millones de personas los que lo practican y en esta espectacular cifra caben palistas de todos los estratos sociales y con una capacidad adquisitiva muy diferente. Lo cierto es que para jugar al pádel sólo hace falta una pala, pelotas y una pista. Esto último es quizá lo que más pueda costar, pero la proliferación de pistas municipales y públicas en los últimos años hace que ahora mismo jugar a pádel sea muy barato.

Cómodo

Las pistas de pádel suelen estar bien acondicionadas y en polideportivos o centros sociales de fácil acceso. Se puede llegar y jugar con facilidad y con las pistas indoor disfrutar del pádel se hace aún más sencillo porque las inclemencias meteorológicas dejan de ser un problema y la lluvia, el frío y/o el calor ya no son un obstáculo. Tampoco te faltarán compañeros, desde amigos a tu pareja, o simplemente puedes dejar que sea tu club el que te busque pareja y rivales.

Divertido

Éste es, sin duda, el motivo más importante para que empieces desde ya mismo a jugar al pádel. Te lo vas a pasar en grande: corres, saltas, golpeas, compartes y, ganes o pierdas, casi siempre se impone una cerveza o un refresco con tu pareja cuando termina el juego. Además, las partidas suelen organizarse entre parejas de un mismo nivel con lo que es mucho más difícil que se produzcan resultados escandalosos que puedan ser frustrantes. Pasarlo bien y compartir emociones son los dos grandes atractivos del pádel.

El pádel puede ser competición, pero es, sobre todo, diversión; un deporte perfecto en el que divertirte con amigos o hacer nuevos, realizar ejercicio físico a tu ritmo y disfrutar de un buen rato lejos de las preocupaciones y del estrés del día a día. Como todos los deportes, es importante practicarlo con la equipación adecuada para evitar lesiones y conseguir el máximo rendimiento. No es necesario dejarse una fortuna, con el código descuento Newpadel que encontrarás en Descuentos ABC puedes conseguir a un precio más que ajustado las palas, prendas y accesorios que necesitas para ser el futuro rey de las pistas de pádel.