YoutubeEl excéntrico youtuber que ha conseguido volar con un dron

Casey Neistat lo ha vuelto a hacer. Desafía las leyes de la gravedad arrastrándose por la nieve mientras practica una especie de kite surf, pero cambiando el cometa por un dron

Actualizado:

Si por algo se caracterizan los youtubers más exitosos del planeta, es por querer llamar la atención utilizando su ingenio y creatividad en todo tipo de actividades poco ortodoxas y a veces también, porque no decirlo, de mal gusto.

Pero no se revuelva el lector en su asiento porque no vamos a hablar del «cara anchoa». En este caso traemos un ejemplo mucho más agradable y apropiado para estas fechas protagonizado por el que ha conseguido, por méritos propios, convertirse en uno de los emperadores de la plataforma: Casey Neistat.

Este estadounidense de 32 años famoso por su canal al que ya se han suscrito más de seis millones de almas, se propuso terminar 2016 como lo empezó, esto es, entre nieve. A comienzos de año y aprovechando la impresionante nevada que cubrió de blanco la ciudad de Nueva York no lo dudó ni un momento; se subió a una tabla de snow y decidió deslizarse por la gran manzana a ritmo de Frank Sinatra mientras era tirado por un todoterreno. El vídeo recibió más de 15 millones de visitas.

Ahora, casi doce meses después, cambia de ubicación pero no de excentricidad. Un nuevo vídeo subido hace tan solo unas horas está revolucionando las redes y se acerca peligrosamente a los cuatro millones de visitas:

En la pieza se puede ver como Casey, con la ayuda de un equipo de profesionales, consigue preparar un dron para que no solo lo eleve durante varios segundos por el aire como si de un helicóptero se tratase, sino que después es capaz de arrastrarlo por la nieve practicando una especie de kite surf pero cambiando cometa por aparato volador. Las caras del público finlandés, país en el que se ha realizado la grabación, son un poema. También merece la pena echar un vistazo al making-of para conocer más detalles técnicos.

Hace solo unos meses, Casey también nos ponía los dientes largos con otra de sus actividades aéreas, esta vez grabando en vídeo todo lo que te dan si pagas 18.000 euros por un billete de primera clase en Emirates, casi nada.