Imagen de las oficinas públicas donde tranbaja el contador público Sergio Lazarovich, de 59 años
Imagen de las oficinas públicas donde tranbaja el contador público Sergio Lazarovich, de 59 años

Un trabajador argentino se cambia de genero para poder jubilarse a los 60 años

Según la ley del país, los hombres se jubilan a los 65 y las mujeres cinco años antes

MADRIDActualizado:

A un trabajador de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de la ciudad de Salta no le ha ocurrido otra cosa que cambiarse de género para poder jubilarse a los 60 años, en vez de a los 65 como exige a los hombres la ley en Argentina. El protagonista de esta insólita noticia, que hasta ahora no ha reconocido su condición de mujer, habría aprovechado ese vacío legal para no tener que esperar cinco años, según publica el diario «El Tribuno».

Sergio Lazarovich, de 59 años, es contador público y trabaja en dichas oficinas desde hace décadas. Fue un periodista de la radio La Red quien primero dio a conocer la noticia, después de leer el tuit de uno de sus oyentes, también trabajador de AFIP, en el que comentaba la polémica que había generado este suceso entre el resto de compañeros.

Aunque el tuit fue eliminado poco después, lo cierto es que se ha conservado el texto: «Estupor, incredulidad y sinrazón después de que un compañero de trabajo se haya cambió el sexo en el DNI, cuando todo el mundo sabe que es un hombre muy masculino y tiene novia».

Según confirmó el presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Jorge Alberto Paganetti, Lazarovich también presentó una nota solicitando que se cambiara su nuevo nombre (por el de Sergia) también en su título universitario. Una petición que aún está pendiente de estudio.

Aunque el trabajador de AFIP no se ha jubilado todavía, el director del Registro Civil de Salta, Matías Assennato, afirmó: «No hay nada que nos impida tomar este tipo de trámite». Tampoco pudo asegurar si hubo un abuso de derecho en este caso, a causa del vacío legal: «Es difícil de probar», declaró. Lo que se realiza desde el Registro Civil, añadió, es simplemente «asegurar» el cumplimiento de la Ley de Identidad de Género.