Una mujer compartió en Facebook las imágenes de las heridas que se hizo su hija al llevarse a la boca un cargador de móvil que esteba enchufado
Una mujer compartió en Facebook las imágenes de las heridas que se hizo su hija al llevarse a la boca un cargador de móvil que esteba enchufado
Facebook

Las terribles fotos que harán que no vuelvas a dejar tu cargador enchufado

Una madre comparte en Facebook la dolorosa experiencia de su hija tras sufrir un accidente casero

Actualizado:

Si la batería de tu teléfono móvil aguanta todo el día, es más que probable que mantengas el cargador siempre en el mismo sitio. Es posible que ni siquiera te tomes la molestia de desenchufarlo. Simplemente desconectas el extremo del cable que va unido al terminal y el resto lo dejas ahí, esperando a la próxima carga. Quizá nunca hayas imaginado que esta costumbre, aparentemente inofensiva, puede suponer un auténtico peligro, en especial si tienes niños en casa.

Tampoco lo pensó Courtney N. Davis, madre de la pequeña Gabby. Esta mujer residente en Kentucky ha compartido en Facebook su escalofriante experiencia, producto de un hábito en el que ella no veía más que algo entre la comodidad y la pereza. Te advertimos que las imágenes publicadas por Courtney pueden resultarte altamente desagradables. Muestran de forma muy explícita lo que le sucedió a su hija tras sufrir un accidente casero con el cargador que su progenitora había dejado conectado.

«No iba a publicar esto, pero hablé del tema en un grupo de madres y comprobé que muchas no piensan dos veces en el peligro que puede suponer un cargador para un niño pequeño», comenta Courtney. Su historia comienza el pasado 28 de septiembre, cuando Gabby hizo un gesto que repiten millones de niños en todo el planeta. Encontró algo y se lo llevó a la boca. Y por desgracia, ese algo era el extremo vacío de un cargador de móvil enchufado a la corriente.

Las fotos de las quemaduras y las heridas que la descarga eléctrica produjo en la boca de la niña son impactantes. «Otro día mi cargador no habría estado conectado y a su alcance, pero fue un día complicado y no pude moverlo. Apenas unos segundos bastaron para que se hiciese daño. Nunca antes se lo había llevado a la boca ni había jugado con él», sostiene la madre, que ha ido actualizando su post día a día para mostrar la evolución de las lesiones de su hija.

«Padres, abuelos, niñeras... por favor, dejad vuestros cargadores lejos del alcance de los críos. Mi hija tuvo suerte, pero quizá el próximo niño no sea tan afortunado», sentencia Courtney. Pese a lo crudo de las imágenes, la pequeña está bien y ni siquiera ofrece muestras de dolor. Además, ante la lluvia de preguntas, la mujer ha desvelado que el cargador fatídico correspondía a un Samsung Note 5. Su post está dando la vuelta al mundo y alertando a miles de padres: ha recibido cerca de 70.000 «likes» y ha sido compartido por más de 304.000 personas.