La soledad de un hombre en el velatorio de su mujer desata una ola de solidaridad

El mexicano Ramón Cibrián despedía a su esposa únicamente acompañado del hijo de ambos, de 33 años y con discapacidad

Actualizado:

Ramón despedía a su esposa durante 40 años María Asunción Esparza Martínez la madrugada del martes acompañado solo del hijo de ambos, de 33 años y con discapacidad. Sandra Pineda, una voluntaria local de Saltillo, una localidad al norte de México, publicó en Facebook la imagen de Ramón velando a su esposa: «Don Ramón no tiene a nadie. Ni dinero. Así que no tiene ni café. Ni pan y ni una flor, me da tristeza».

La difusión y los comentarios de apoyo corrieron como la pólvora entre los vecinos, que acudieron a acompañar a Don Ramón y a su hijo y realizaron incluso donaciones para ayudar a afrontar los costes de la sepultura de su esposa María Asunción.

Los primeros en acudir con comida y flores fueron los miembros de la Policía Municial de Saltillo. Funcionarios y decenas de saltillenses acompañaron a Don Ramón y a su hijo durante la noche hasta la ceremonia religiosa.