El Recreo

Siete curiosos trucos psicológicos para perder peso

Desde mirar los menús de una forma determinada para no adquirir los platos más calóricos, hasta acudir a la compra masticando chicle

Ir a la compra con la tripa llena es uno de los consejos más clásicos y más efectivos
Ir a la compra con la tripa llena es uno de los consejos más clásicos y más efectivos - ABC
ABC.ES - @abc_es Madrid - Actualizado: Guardado en: El Recreo

Si te desespera ir a la compra y volver cargado de pizzas congeladas, patatas fritas y todo tipo de alimentos calóricos, debes sabes que no eres el único. De hecho, son miles las personas que acuden al supermercado pensando adquirir verduras y regresan con kilos de comida basura. Lo mismo sucede en los restaurantes, donde todo el mundo «pica» y se acaba pidiendo lo que más engorda. Pues bien, para luchar contra todos estos comportamientos, el doctor Brian Wansink (experto en nutrición) ha elaborado para el «Daily Mail» una serie de trucos psicológicos.

1-Ten cuidado a la hora de comprar.

Todos sabemos que las tiendas están ordenadas de tal forma que tengas que atravesar alimentos más apetecibles (y altamente calóricos) para llegar hasta los productos de primera necesidad. Por ello, lo mejor es que acudas a la compra con la barriga llena (y no con hambre, pues en ese caso «picarás» y adquirirás cosas que tu línea no agradecerá).

Si no te ha dado tiempo a comer, lo mejor es que mastiques un chicle mientras paseas por el carrito, pues da cierta sensación de saciedad. En palabras del «Daily Mail», ha sido corroborado que esto reduce un 7% la cantidad de comida basura que compramos.

2-Divide el carrito.

Cuando cojas el carrito de la compra, divídelo con tu chaqueta por la mitad. La clave es que tengas en cuenta que tienes que llenar la mitad con frutas y verduras (ya sean frescas, congeladas o enlatadas).

3-Ten cuidado al leer los menús de un restaurante.

Según el doctor Wansink, la tendencia del ser humano es leer los menús de los restaurantes con un patrón determinado en forma de Z. Es decir, de izquierda a derecha y de arriba a abajo. Tal y como afirma, solemos dar un primer vistazo a la carta de esta forma y, posteriormente, acudir a los platos que más nos han llamado la atención atendiendo a sus nombres. Por ello, lo mejor es mirar detenidamente lo que quieres y leer pormenorizadamente los ingredientes de lo que vas a tomar. No te dejes guiar por las expectativas de los nombres.

4-Las calorías ocultas en los menús.

En palabras del doctor, tras hacer un análisis comparativo de los platos de los restaurantes y su cantidad calórica, ha podido llegar a la conclusión de que hay palabras en la carta que debemos eludir debido a que implican que las recetas están elaboradas con alimentos que engordan mucho. Así pues, el término «mantequilla» suele añadir un promedio de 102 calorías al plato; «crujiente» suma 131 y «sazonado» o «marinado», 60.

5-En los buffets.

Si vas a comer a un buffet libre /no deberías), mastica la comida por lo menos 15 veces antes de tragarla y alejate lo más posible de la barra en la que se encuentra toda la comida.

6-El truco de la ensalada.

Si quieres adelgazar y ayudar a otros a perder peso, procura poner en la mesa un cuenco gigantesco de ensalada como primer plato y no lo quites hasta que se haya terminado.

Ese será el momento de traer el segundo plato. De esta forma, lograrás que tu estómago (y los del resto) estén llenos de comida que no engorda antes de atacar la bandeja con el segundo. Eso sí, no traigas la verdura y la carne a la vez, o los comensales se olvidarán de lo verde.

7-Cuidado con el ejercicio.

Si vas a hacer ejercicio, como siempre antes. De lo contrario, volverás con tanta hambre que no te importarán lo más mínimo las calorías que te metas entre pecho y espalda.

Toda la actualidad en portada

comentarios