SexoEl revolucionario «preservativo inteligente» que valora tu rendimiento sexual

Llamado 'i.Con', ofrece información detallada sobre la actividad del portador

Actualizado:

Hace años estalló la fiebre de los teléfonos móviles, pero ahora ya utilizamos 'smartphones'. Durante mucho tiempo nos sentamos simplemente ante el televisor, en la actualidad disfrutamos de los 'Smart TV'. Son legión los 'runners' que no salen a ejercitarse sin lucir su 'smartwatch' en la muñeca. Puede gustar o no, pero no cabe duda de que la 'revolución smart' es toda una realidad y que los productos con esta etiqueta no dejarán de salir al mercado. Algunos ciertamente sorprendentes, como el 'smart condom' o preservativo inteligente que está a punto de ser lanzado.

El blog Sputnik News nos presenta con todo detalle este futurista producto que comercializará la marca 'British Condoms'. Su nombre es 'i.Con' y aunque todavía no está a la venta la compañía asegura que cuenta con cerca de 100.000 consumidores interesados en adquirirlo. Su precio sí ha sido anunciado, 68.99 euros por unidad. Pero, ¿qué es lo que hace que este preservativo sea inteligente? Lo primero que llama la atención es que, siendo estrictos, ni siquiera es un preservativo.

Efectivamente, la función de i.Con no tiene absolutamente nada que ver con la de un método anticonceptivo. Para prevenir la fecundación o la transmisión de enfermedades debe combinarse con otras fórmulas, por ejemplo con el condón de toda la vida. El preservativo inteligente es en realidad un anillo electrónico que mide y valora el rendimiento sexual del portador. Calorías quemadas durante las relaciones, duración y frecuencia, cantidad de posturas empleadas... y por supuesto, posibilidad de compartir los datos para compararlos con los de otros usuarios.

Sus creadores explican que debe colocarse sobre un preservativo normal. "Es reutilizable, muy cómodo, resistente al agua y poco pesado. No notarás que lo llevas puesto, garantizando el placer", informa la descripción del producto en su web oficial. i.Con obtiene datos a través de un nano-chip y sensores. La tecnología Bluetooth permite enviar todos los datos a cualquier dispositivo móvil, como un teléfono o una tablet. Su batería se carga a través de un puerto USB y está preparada para soportar entre 6 y 8 horas de uso.

La talla no es un problema: el anillo es ajustable al gusto y las necesidades de cada usuario. La empresa responsable ofrece un año de garantía técnica, además de un compromiso total de mantener en privado los datos de cada usuario. "Bienvenidos al futuro de los 'wearables' en el dormitorio", presumen.