El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy - EFE

Así fue el lapsus con el que Rajoy desea un feliz año

Durante su último acto público del 2017 el presidente del Gobierno cometió un error (temporal) en su discurso

Actualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha protagonizado hoy su último acto público del año, en el que ha cometido un pequeño error «temporal». Al finalizar su discurso, el político se despidió deseando lo mejor «para el próximo año 2016».

Su última aparición del año fue con motivo de la inauguración de la ampliación del puente de Rande, sobre la ría de Vigo, que ha considerado una muestra de la capacidad y liderazgo de la ingeniería española al ser el primer puente atirantado del mundo que ha sido ampliado.

Rajoy ha estado acompañado por, entre otros, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna; la presidenta del Congreso, Ana Pastor; y el alcalde de Vigo, Abel Caballero.

El jefe de Ejecutivo ha destacado la necesidad de la obra inaugurada hoy debido al tráfico que soporta el puente de Rande (unos 60.000 vehículos diarios) y ha resaltado que se trata de una obra pionera porque nunca hasta ahora se había ampliado un puente atirantado.

«Es una obra de ingeniería de primera magnitud», ha resaltado antes de asegurar que los 191 millones de inversión son enormemente productivos por su retorno económico y social.